Por Antonio Rosselot
10 febrero, 2020

A casi dos décadas de que aparecieran juntos en “Alguien tiene que ceder” y de que los vincularan en un romance de vida real, Keaton y Reeves bromearon sobre tiempos pasados en el escenario de los Premios Oscar. ¿Y nosotros? Con un ataque de nostalgia.

Los 90 y 2000 dejaron una estela de películas increíbles que nunca lograremos olvidar y, por lo tanto, una serie de parejas de cine que recordaremos hasta la muerte. Por ejemplo, podríamos hablar de Ethan Hawke y Julie Delpy en Before Sunrise o, sin ir más lejos, Leonardo DiCaprio y Kate Winslet en la mítica Titanic, por nombrar dos ejemplos destacados.

Pero hay otra pareja que surgió un poquito después del estreno de las películas mencionadas, y que también se robó el corazón de los espectadores: la de Diane Keaton y Keanu Reeves en Something’s Gotta Give (2003), la cinta protagonizada por el gran Jack Nicholson y dirigida por Nancy Meyers.

Warner Bros. Pictures

En la película, Keaton y Reeves —Erica y Julian son sus personajes— comienzan una relación luego de varias vueltas que involucran a yernos, nueras, doctores y pacientes —no les vamos a contar la película, han tenido casi 20 años para verla—, siendo el detalle más llamativo la diferencia de edad entre ambos. 

Getty Images

Lo particular es que, hasta el día de hoy, corren los rumores de que ambos habrían salido unas cuantas veces en la vida real después del rodaje de la película, lo que hizo que la situación vivida ayer en los Oscar fuese un guiño inequívoco al pasado.

Después de 17 años, Diane y Keanu se reencontraron en este evento oficial para presentar el premio al Mejor Guión Original. Desde el primer minuto en que pisaron el escenario del Dolby Theatre, los momentos del pasado salieron a flote inmediatamente, y ninguno de los dos le hizo el quite al tema. “¿Te acuerdas de mí?”, le preguntó Keaton, de 74 años, a Reeves, causando la risa inmediata del público. Ambos se veían relajados, tranquilos, disfrutando el momento.

Luego del video con los nominados al premio, Keaton abrió el sobre con el nombre del ganador y su emoción fue tal, que casi se le cae. Pero por suerte, Keanu estuvo para ella una vez más y se hizo cargo de hacer el anuncio ante el público.

La mismísima Nancy Meyers también se refirió a esta reunión, simplemente subiendo una foto de ambos a Instagram, acompañada por la frase “Guau, quizás sí terminaron juntos”. Sin duda, un grato recuerdo para la directora, guionista y productora de Something’s Gotta Give.

View this post on Instagram

Whoa. Maybe they did end up together.

A post shared by Nancy Meyers (@nmeyers) on

Y también fue un recuerdo grato para nosotros, porque esta pareja fue parte íntegra del éxito que tuvo la cinta en su época. Siempre será un placer ver a estos dos tremendos actores en un escenario, ¡ya sea actuando o compartiendo momentos memorables como éste!