Por Pamela Silva
5 marzo, 2019

Y no crean que es solo un decir, tengo 6 fuertes argumentos que respaldan mis dichos 😎

The Umbrella Academy es una de las mejores series que estrenó Netflix en los últimos meses, es entretenida, con personajes distintos a los acostumbrados y con una trama que nos dejo desesperados por una segunda temporada.

Es de esas series en las que todos tenemos un personaje favorito distinto y eso, amigos, dice mucho de nosotros.

Mi favorito es desde el comienzo y hasta el final es Klaus, número 4. El mejor y no hay discusión al respecto, pero como soy una persona seria no digo cosas al azar y aquí están mis seis razones para amarlo con pasión.

Netflix

1. Es el más atormentado de todos, pero el que se lamenta menos

Netflix

De todos los chicos de la academia, Klaus tiene el peor poder de todos: ver a los muertos. ¿Se imaginan crecer rodeado de fantasmas? No es por nada que una vez que dejó la casa comenzó a consumir drogas para dejar de verlos.

Aún así, aún siendo el que tiene la vida más arruinada de todos es el que menos se queja de todo lo que le pasó, el que menos se anda lamentando de todo lo que sufrieron durante su infancia. Y eso no tiene que ser fácil. 


2. Y sobre todo, es el más gracioso

Netflix

Siendo el más atormentado está claro que Klaus ocupa como mecanismo de defensa su torcido sentido del humor, más negro que el carbón. Y eso nos brindó algunos de los mejores momentos de la serie.

Sin Klaus y sin su sentido del humor, les aseguro que The Umbrella Academy no sería tan entretenida ni digna de ver como lo es. 


3. Es el que más sacrifica y el que menos pide

Netflix

Klaus no le está pidiendo nada a nadie durante la serie, no quiere el liderazgo ni exige gloria, no busca poder y solo quiere seguir manteniendo su vida tal como la llevaba viviendo, algo que claramente al final no logra hacer.

Porque sacrifica todo -su drogadicción y alcoholismo-, que es lo que le permite mantenerse cuerdo para ayudar a sus hermanos, pero no para convertirse en un héroe sino que simplemente para eso: ayudar a sus hermanos.


4. Su relación con Ben

Netflix

Durante la serie siempre me pregunté por qué Klaus no le contaba a sus hermanos que estaba viendo a Ben, y por una parte creo que es porque al comienzo no creía que era realmente él sino que una de sus alucinaciones por culpa de la abstinencia. 

Pero también creo que Klaus prefirió llevar la carga solo, la carga de ver a su hermano muerto y evitar que se convirtiera en un conflicto más para el resto de sus hermanos. Además, la relación entre ambos es maravillosa y una de las mejores demostraciones de hermandad en al serie (sí, aunque Ben este muerto).


5. Su romance con Dave

A pesar de que Klaus es el más sarcástico de sus hermanos y al que aparentemente no le importa nada, es quien vive -aunque no la vimos mucho- la historia de amor más pura de toda la serie. Lo que demuestra una de las cosas que más me gustan de él: su intensa capacidad de dar sin pedir nada a cambio.

Es una pequeña parte de la historia, algo que sus hermanos no son capaces de apreciar porque suelen dejarlo de lado por ser drogadicto, pero en verdad quien más conectado con sus sentimientos es él. 


6. Y finalmente, su estilo

Netflix

Klaus rompe todos los estereotipos de género y no le importa, tampoco lo hace para destacar ni llamar la atención, sino que simplemente así es como es él y no le importa lo que otros opinan.

Y por eso, porque Klaus siempre es Klaus a pesar de lo mucho que todos lo juzgan, es que es por lejos el mejor personaje de la serie. Verla solo para conocerlo vale completamente la pena, lo digo en serio.