Por Pamela Silva
11 octubre, 2018

Lo primero que hacía al despertar era abrir Netflix y llegó a un punto donde le dolían hasta los ojos.

La llega de Netflix cambió nuestras vidas y la industria de una forma nunca antes pensada y que ya no tiene vuelta atrás, es imposible que el mundo vuelva a producir contenido de la forma que lo hacían antes de que los sitios de streaming existieran.

Y aunque ahora hay muchos sitios de streaming, todos nacieron por el trabajo y éxito que tuvo Netflix.

Así que era cuestión de tiempo antes de que esto pasara: la clínica del Servicio para el uso santo de la tecnología (SHUT) de India acaba de confirmar el primer caso de un joven adicto a Netflix.

Netflix

El SHUT, que es parte del Instituto Nacional de Salud Mental y Neurociencias (Nimhans) está tratando a un joven de 26 años, cuya identidad permanece anónima para resguardar su probidad, que durante seis meses pasó siete horas diarias frente a la pantalla de Netflix.

“Cada vez que su familia lo presionaba para ganarse la vida o cuando notaba la estabilidad de sus amigos, se ponía a ver todo el tiempo series. Era un método de escapismo porque así se olvidaba de sus problemas y obtuvo un inmenso placer de ello”.

-Manoj Kumar Sharma, profesor de psicología clínica y director de la clínica del SHUT a The Hindu.

Netflix

La rutina del joven en cuestión consistía en prender el televisor cada mañana, apenas se levantaba, para ver serie so películas en streaming. El problema comenzó cuando dejó de tener control sobre la cantidad de horas que pasaba en Netflix.

Empezó a tener problemas como fatiga, tensión ocular y patrones de sueño perturbados.

El reportaje de The Hindu no revela cómo llegó el joven a atenderse en la clínica del SHUT, pero si el tratamiento que está recibiendo por parte de los doctores: está realizando terapia psicológica, ejercicios de relajación y ayudándolo a encontrar una carrera profesional que lo mantenga ocupado durante el día.

Netflix

Aunque en el SHUT asumen que es el caso más grave que han tenido, han recibido otros que se vuelven muy dependientes de Netflix de una forma similar a la adicción que generan los videojuegos en línea.