Por Camila Londoño
10 mayo, 2016

Al final, las baterías no fueron suficientes.

La historia empieza así. Una anciana recibe un gran paquete. Éste tiene una nota que dice: «Lo siento mamá, de nuevo no pude volver este año. Aquí hay algo para ti. John». Después…Después de ese momento llegan las reflexiones planteadas por los creadores del corto, cuatro estudiantes de la Multimedia University de Cyberjaya, en Malasia (Shu Gi, Casandra Ng, Hon jiaHui y Bahareh Darvish). La historia se llama Changing Batteries (Cambiando baterías) y ha hecho llorar a más de uno.

El cortometraje sobre esta madre y su nuevo regalo (un robot) ha ganado varios premios.

Y es lógico, pues toca las fibras más sensibles al narrar la historia de una mujer que con el paso del tiempo, fue olvidada por su hijo.

Pero en medio de lo triste, se desarrolla una adorable historia entre la mujer y su robot.

Una relación que se construyó con detalles, momentos especiales y baterías.

Y que al final, termina con un doloroso e inevitable hasta luego.

Para pensar.