Por Leonardo Granadillo
17 enero, 2019

🤯🤯🤯 Estuvimos todo este tiempo bajo algún hechizo. 🧙‍♂️

Todos crecimos con Harry Potter, desde los que nos encantaba y nos la pasamos metido en el cine apenas salía una de sus películas, hasta a los que no les gustaba mucho e igual terminaron cayendo en la fiebre siendo víctimas de TNT que repite su saga 24/7.

Hay cosas que caracterizan a esta historia y a su protagonista, los lentes, su escoba, su varita, la ropa de Hogwarts pero sobre todo hay una marca que el que no puede ser nombrado dejó en la frente de Potter en la primera película por allí en 2001 que siempre hemos estado interpretando mal.

Lo que creímos era un relámpago todo este tiempo resulta que no, quizá estábamos bajo un hechizo porque en realidad es otra cosa.

Una página llamada ‘Today Years Old’ en twitter que suele brindar datos tan reveladores al punto de arruinar nuestra infancia y alterar nuestra realidad reveló que la cicatriz de Harry Potter tiene en su frente en realidad es un Avada Kedavra, el hechizo utilizado para matar a los padres de Harry.

«Sabías que la cicatriz de Harry Potter no es un rayo, es casualmente el movimiento de manos del Avada Kedavra» señaló la cuenta.

El sello que tiene desde pequeño ejemplifica el movimiento que se realiza para realizar el encantamiento, una técnica que sólo magos del nivel de él y ‘del que no puede ser nombrado’ pueden dominar.

Si bien la noticia no ha sido confirmada del todo, Today Years Old no suele fallar, además, tiene mucho más sentido la relación de la cicatriz con el hechizo más poderoso del mundo de la magia, que con la de un rayo que no influye de otra forma en la película.

Somos unos asquerosos muggles que no entendemos el mundo mágico 😞.