Por Lucas Rodríguez
14 mayo, 2019

En un capítulo que dividió a los fanáticos en bandos, esta fue una de las pocas escenas con las que todos estuvieron de acuerdo.

(Una vez más, aviso de SPOILERS)

Puede que pocos recuerden bien su origen (aquí está), pero con el tiempo, el pequeño personaje de Qyburn fue infiltrándose y subiendo de rango, hasta llegar nada menos que a ubicarse a un costado de Cersei Lannister, ostentando el rol de mano derecha del rey/reina. 

HBO

Por mucho que haya ido ganando tiempo en las pantallas e importancia, Qyburn no hizo más que ganarse la antipatía de la audiencia es su camino. Desde revivir a la Montaña (robándole en el camino a Oberyn su momento de la victoria) a no evitar en lo absoluto las peores tendencias de Cersei, el fin de Qyburn era algo que muchos estaban esperando. 

Y cuando llegó, fue de una manera tan inesperada y tan brutal, que no pudimos hacer otra cosa aparte de aplaudir:

Aunque también fue perversamente adecuado: Qyburn siempre se definió por ser una persona que se dedicaba a jugar como si nada con cosas que claramente estaban más allá de sus capacidades. Ser asesinado por su creación más perversa es dentro de todo, una muerte completamente lógica para lo que fue su estadía en Poniente. 

HBO

En un capítulo lleno de muertes que no tuvieron mucho sentido y decisiones que traicionaron las historias de los personajes, la de Qyburn destaca como un pequeño ejemplo de narrativa bien lograda; que haya tenido que ocurrir con un personaje así de menor, hablar quizás de los problemas que ha tenido la serie esta temporada.

HBO

Pobre Cersei, se merecía tanto más.