Por Catalina Maldonado
15 abril, 2020

Según un estudio realizado por una compañía de seguros británica, Toretto y su tropa han demolido una gran cantidad de vehículos en las últimas dos décadas.

Cuando pensamos en las películas de “Rápido y Furioso” sin duda no podemos dejar de pensar en grandes explosiones, carreras y drama. Hace casi dos décadas que irrumpieron en el mundo y llevaron la acción sobre cuatro ruedas al siguiente nivel.

Sin embargo, y creo que es una pregunta que quizás todos alguna vez nos hemos hecho: ¿cuántos autos realmente han sido destruidos para lograr esas excelentes tomas? Si bien podríamos pensar que las computadoras lo hacen todo, en este filme se usan vehículos reales y más de 1.500 han sido víctimas de la furiosa historia.

Universal Pictures

Si antes de Rápido y Furioso, la acción provenía con el acecho de un tiburón en medio del mar, todo eso cambió cuando la explosión de autos se convirtió en el favorito del público. Una tras otra película de la franquicia ganaba más y más fanáticos alrededor del mundo. 

Mucho humo, e incluso escenas de explosiones absurdas, han sido la fórmula perfecta para mantenerse en la cima de los filmes de acción y recaudar millones en la taquilla. La destrucción a gran escala y la gran cantidad de daños a la propiedad ha llevado a perder la cifra de 1.800 vehículos en las últimas dos décadas. 

Universal Pictures

Todo esto nació de un estudio realizado por una compañía de seguro británica donde la patrulla liderada por Toretto ha destruido esta la cifra de automóviles hasta la fecha, sin contar que aún faltan historias que contar según la franquicia. 

Si bien en la primera película estrenada 2001 solo se destruyeron 78 vehículos, un número relativamente leve, ya para “Rápido y Furioso 6” el número ascendía a 350 automóviles que fueron víctimas de la historia.

Si bien sabemos que la idea de un grupo de vendedores de seguros reunidos viendo las películas suena un tanto extraño, la verdad es que esta compañía estimó los número basada en determinar el valor de los vehículos en cuestión y luego asignar un costo basada en el daño de estos. Un estudio para nada divertido para una película de acción, la verdad.

Ahora con la llegada “Rápido y Furioso 9” que se tomará las salas de cine el próximo año, quizás quieras entrar con un lápiz y un papel y comenzar a tomar nota de los automóviles que explotan en el filme.

¡De seguro te sorprenderás del número de automóviles destruidos en el filme!