Por Lucas Rodríguez
8 enero, 2020

Cuando el director de la nueva Star Wars necesitó de alguien para reemplazar a la fallecida actriz, su hija fue la respuesta obvia.

Cuando concluyó la segunda entrega de la nueva saga de Star Wars, el futuro de esta franquicia estaba en duda. Los Últimos Jedi fue un gran éxito de taquilla y crítica, pero dejó a la saga en un momento extraño: la película fue celebrada por tomar una ruta distinta y distanciarse de su anterior (El Despertar de la Fuerza), pero este le costó ciertos problemas de historia y consecuencia con lo que había planteado su antecesora.

Para hacer esto aun más complicado, durante la filmación de Los Últimos Jedi, una de las estrellas de la película falleció inesperadamente. Carrie Fisher, quien había interpretado a la Princea Leia durante todas las apariciones el personaje, dejó uno de los roles más importantes de la saga sin la persona que se encargaría de darle vida. La saga estaba en problemas. La nueva entrega tuvo que recurrir a escenas borradas y mucha edición del guión para superar esta tragedia. Aun así, hubo un par de escenas en las que era esencial la aparición de Leia. 

Lucasfilm

El Ascenso de Skywalker, la más reciente y recientemente estrenada entrega de la saga Star Wars, requería de la aparición del personaje que Carrie Fisher hizo legendario en un momento de flashback. Para esto era necesario recrear a la Leia en su juventud. Con la actriz desaparecida, a los productores les pareció que había solo una manera de realizar esto de una manera correcta: usar a la hija de Carrie en su lugar. 

@praisethelourd

Por suerte para ellos, Billie Lourd, la hija de Carrie Fisher, ya era parte del elenco. Interpretó a la teniente Kaydel Ko Connix en Los Últimos Jedi. Billie solo tendría que ponerse en el lugar de su madre, para luego dejar que los equipos de post producción se encarguen de realizar la magia necesaria para convertir a hija en madre.

Kevin Winter / Getty Images

La escena era un flashback muy importante. En él vemos a Luke dándole cierto entrenamiento de Jedi a Leia, la que a su vez, luego terminaría el entrenamiento de Rey. Era un momento clave para situar a la jedi más joven como la heredera de los Skywalker. Pero también fue uno muy triste y nostálgico: la pérdida de Carrie fue un golpe enorme para la familia Star Wars. Que su propia hija haya estado ahí para rendirle tributo fue la clave para que le dieran la importancia que merecía. 

@praisethelourd

Como siempre en Star Wars, todo queda en familia.