Por Ignacia Godoy
7 noviembre, 2017

La culpabilidad no se ha aclarado del todo hasta el día de hoy.

“Alias Grace” es uno de los increíbles libros de la autora canadiense Margaret Atwood y del que Netflix hizo una adaptación. Apenas estrenó el viernes recién pasado y ya hay miles de reacciones positivas al show original de la página streaming que le sigue al exitoso “El cuento de la criada”. Pero a diferencia de este último, “Alias Grace” es mucho más interesante.

Netflix

¿Por qué? porque está basado en un crimen que realmente ocurrió en 1843 en Canadá. Sí, la verdadera Grace Marks emigró desde Irlanda en barco al país vecino de Estados Unidos con ocho hermanos más y sus padres.

La madre murió a bordo y fue tirada al mar, mientras que Grace fue llevada a trabajar a la casa de los Parkinson. Hasta ahí toda la historia sigue igual, pero la vida de Grace en sus labores no es la misma que nos muestra el show.

Netflix

Nunca conoció a Mary ni tampoco al doctor Simon Jordan. Esos personajes fueron inventados por Atwood en su novela, para así conocer la vida de Marks más a fondo y con un toque de empatía que no habríamos tenido sin ellos.

El crimen, a diferencia de lo anterior, sí ocurrió como se relata. Una tarde, en la granja del señor Kinnear, Grace Marks y James McDermott asesinaron a Thomas Kinnear y Nancy Montgomery a sangre fría y sus cuerpos quedaron en el sótano del hogar.

Netflix

Sin embargo, para el momento del juicio, ninguno de los dos reclamó ser inocente ni una sola vez. Las historias sí cambiaron de culpable en culpable, y Marks nunca estuvo de acuerdo en nada de lo que declaraba McDermott.

“Él me hizo prometer que lo ayudaría y yo acepté”, dice Marks en su testimonio en 1843. Ella reclamó que intentó escapar de la casa del señor Kinnear después de los asesinatos pero McDermott le disparó. Un testigo del lugar encontró un casquete de bala cerca de la puerta de la cocina, lo que podría rectificar la historia.

Netflix

Pero McDermott, al igual que la serie, siempre dijo que fue Grace Marks la persona que le incitó a cometer los crímenes. Alegando que la iban a despedir sin sueldo, le obligó a asesinar a Montgomery y Kinnear.

A pesar de que nunca se comprobó quién de ellos decía la verdad, sí hubieron hechos realmente extraños en la Corte. Uno de ellos fue la vestimenta de Marks, quien apareció ese día con el vestido de la mujer asesinada como si nada hubiese pasado.

Netflix

Tampoco mostró ningún signo de preocupación o disgusto durante el juicio, pero sí se desmayó una vez escuchó su sentencia: la horca para ella y McDermott.

Finalmente Marks logró salir de la Penitenciaria de Kingston con más de 40 años (fue acusada a los 16) y se instaló en la ciudad de Nueva York, Estados Unidos. De ella se perdió el rastro para siempre y lo único que se escuchó de Marks por última vez fueron las respuestas que dio a la cárcel una vez liberada.

Netflix

“¿Cuál fue el crimen por el cual terminaste en este lugar?”, le preguntó el guardia. “Haber sido empleada en la misma casa que un villano”. 

Netflix

 

Si aún no has visto la serie, está disponible en Netflix y tiene 6 cortos episodios. ¡Muy recomendada!.