Por Leonardo Granadillo
28 octubre, 2020

Subestimamos sus 6 meses de finanzas en la San Marino, nos advirtió sobre la vida, tuvo razón en muchas cosas.

Cada historia tiene su encanto. Mientras algunos optan por adorar a los protagonistas, hay quienes prefieren inclinarse por esos actores secundarios que nos sacaron muchas risas. Desde su primera emisión en 1999, la novela de RCN Televisión “Yo soy Betty, la fea” fue todo un éxito. La historia colombiana ha sido doblada y tenido versiones de todo tipo, incluso recientemente fue adquirida por Netflix y los viejos fans –junto a algunos nuevos– la disfrutaron como si fuera la primera vez.

 

La actuación de Ana María Orozco junto a Jorge Enrique Abello es tan cómica como buena, a eso hay que sumarle un personaje que odiamos y a su vez amamos: Patricia Fernández, interpretada por Lorna Paz. Una mujer hermosa que vivía de las apariencias, aunque siempre estaba muy bien vestida y conducía un Mercedes Benz, solía estar bastante endeudada.

En su momento nos reímos mucho, pero ahora con una vida adulta, miles de responsabilidades y hasta un una pandemia mundial que nos ha afectado la salud y el bolsillo, comprendemos algunas de sus expresiones. Acá las más cómicas y destacadas:

1. La pobreza me respira en la nuca

RCN Televisión

Patricia como siempre, asustaba a Marcela con sus llantos indicando que el sueldo no le alcanzaba para nada. Algo que si bien nos sigue dando risa, en algún momento nos tocó vivir.


2. Tengo un parto todos los meses, estoy embarazada de tener deudas

RCN Televisión

Si bien las deudas es algo que se puede dentro de todo controlar, varios nos hemos visto con el mismo problema por circunstancias cambiantes. Como la llegada del COVID-19 y el desempleo que ha causado.


3. Tú no sabes lo que es para mí estar sin celular

RCN Televisión

Parecía un lujo en su momento, hoy es una necesidad de todos. Patricia tenía bien claro lo que se venía.


4. Hice 6 semestres en la San Marino

RCN Televisión

Siempre nos burlamos de sus seis semestres pero algo parecía saber Patricia, ya que hoy el momento económico es duro y no mentía, casi que no podemos vivir sin celular.


Nadie le quita lo pretensiosa y lo chocante que era que viviera de apariencias, pero no lo neguemos, nos dejó algunas lecciones que estamos padeciendo actualmente. Te queremos Patricia.