Por Lucas Rodríguez
13 noviembre, 2020

Puede que sea la actriz de la serie de Netflix del momento, pero Anya tiene una conexión íntima con Latinoamérica: su padre es argentino y vivió gran parte de su infancia en ese país.

Dado que la mayoría de los actores pertenecen a la máquina de las películas que es Hollywood, damos por hecho que todos los protagonistas de nuestras historias preferidas se comunican más que nada en inglés. La mayoría de ellos estadounidenses, hay algunos que hablan francés o italiano, debido a que pertenecen a familias de ascendencia inmigrante. Luego están los fenómenos de la naturaleza como Viggo Mortensen, que habla siete (sí, siete) idiomas, entre ellos el español con un acento argentino que parece que alguien lo estuviera doblando. 

@anyataylorjoy

Pero hay otras actriz con una capacidad similar, que incluso nos atreveríamos a decir, maneja aun mejor el idioma de nuestro continente. Da la casualidad que también, es la actriz de moda para todos los que vemos Netflix (o sea, para todos). 

@anyataylorjoy

Se trata de Anya Taylor-Joy, la muy popular protagonista de “Gambito de Dama”, la serie que tiene a todos desempolvando esos viejos tableros de ajedrez de sus abuelos.

@anyataylorjoy

La actriz se ha llevado muchísimo elogios, muchos de ellos dirigidos a su protagonista. Lo que ahora vamos descubriendo gracias a ello, es que Anya no es la típica actriz norteamericana. De hecho, vivió hasta los ocho años en Argentina, la patria a la que pertenece su padre. 

Su buen manejo del idioma queda más que claro en las muchas entrevistas que ha dado en español:

Dado que está viviendo su momento de mayor fama a la fecha, el mundo recién ahora se está enterando de algo que los fanáticos de ella ya sabían hace tiempo. Desde su primer papel notorio como la protagonista de “The VVitch”, que Anya ha sido invitada a programas de entrevistas argentinos, donde se desenvolvió con una sorprendente facilidad:

La historia de vida de Anya nos habla de una vida totalmente internacional. La actriz nació en Miami, hija de una madre inglesa-española, para luego bajar varios kilómetros e instalarse en el país de su padre, Argentina. La familia se mudó cuando ella tenía ocho años a Inglaterra, donde Anya tuvo que aprender un nuevo idioma. 

Esta experiencia mezclada queda claro en su capacidad para saltar de un idioma al otro con toda la facilidad del mundo, dado que tanto el español como el inglés son sus lenguas nativas. Estamos esperando el momento en que la actriz baje para realizar un papel en alguna producción sudamericana. Sería un honor para sus raíces latinas.