Por Luis Aranguren
7 octubre, 2019

Al poco tiempo de la mítica serie de HBO, recordamos aquel triste ‘accidente’ y ahora se podrá entrar al lugar donde empezó la destrucción para tomar conciencia y que no se repita.

En abril de 1986 varios científicos estaban reunidos en una sala de control, intentando arreglar el error tan grave que habían cometido. Esa sala fue el centro del desastre y lo peor es que ahí estaban quienes podían ‘solucionarlo’.

Un desastre que dejó una lección para toda la humanidad y que claramente no se debe repetir, por eso el gobierno ha decidido abrirla al público en general, según CNN.

Getty Images

Cientos de personas se colaban a diario a esta zona prohibida por lo que hacer un turismo legal y controlado sería muchísimo mejor. Para poder entrar en esta área será necesario usar un traje protector, de se modo garantizan la salud de los visitantes.

ABC

Todo esto gracias a la decisión del presidente ucraniano, Vladimir Volydymyr y al hacerlo oficial aseguran que las agencias lo pueden hacer más seguros.

Gracias a la serie de HBO, este lugar se hizo de mucho interés para el colectivo, ocasionando problemas serios al salir que se verían a largo plazo.

Las agencias se ubican en Pripyat, una ciudad vecina a Chernobyl ubicada al menos 3 mil kilómetros de distancia. A partir de ahí se pueden programar los viajes y se hacen las advertencias, una de ellas es que después de visitar los lugares ‘ prohibidos’ se harán dos pruebas radiológicas para saber que tan expuesto se estuvo.

ABC

Lo cierto es que muchos viajes ilegales han desmantelado el lugar, algunos interruptores, instrumentos y demás han sido extraídos pero aún así no deja de ser un lugar histórico.

No habría certeza de qué tan recomendable es ir a este lugar que aún contiene una gran cantidad de radiación en sus alrededores. En aquel lugar y por esa situación fallecieron 28 personas por radiación y 15 niños por cáncer en las tiroides.

HBO

Lo importante es crear conciencia a largo plazo y reconocer el daño que podemos ocasionar cuando hacemos que todo se salga de control.