Por Pamela Silva
27 noviembre, 2018

Porque yo no, ¡ni un poco!

HBO por fin confirmó hace un tiempo la fecha del estreno de la última temporada de Game of Thrones para abril del próximo año y aunque aún no tenemos un trailer formal del final de la serie, no es como que no sepamos hacia donde va dirigida así que honestamente, no creo que sea tan necesario (lo será en unos meses más para aumentar la tensión y las ganas de verla).

Game of Thrones ha sido una de las series más exitosas no sólo de HBO -quienes aún buscan un reemplazante que pueda llenar los zapatos de GoT-, sino que de la historia de la televisión.

También, en cierta forma, ha cambiado la forma en la que se hace televisión masiva y épica, dejando de lado la típica lucha de buenos contra malos para darnos una historia mucho más compleja, profundo y sobre todo, que no deja de sorprender a sus espectadores.

HBO

Y no sólo eso, sino que también ha tenido un impacto gigantesco en la forma de hacer series desde un punto de vista técnico, dándole un trato a Game of Thrones como si se tratara de la más grande producción de Hollywood.

De hecho, la nueva y última temporada de la serie tendrá un costo de 15 millones de dólares por episodio, con un costo adicional de 90 millones para la producción de toda la temporada. Con estas cifras, Game of Thrones le quitó el primer lugar como serie más costosa a The Crown.

Con el éxito que Game of Thrones y otras series tienen, está haciendo que cada vez más las cadenas televisivas y sitios de stream apuesten por hacer series en vez de películas y series bien hechas, con presupuestos altos para lograr productos de calidad.

HBO

Además, la próxima temporada de Game of Thrones busca cambiar algo que está demasiado arraigado en la industria estadounidense de series de televisión: la duración de cada capítulo. Ya durante la última temporada de la serie cada episodio no solo tuvo duración diversas, sino que sobre pasaron la marca habitual de 45 minutos a una hora de duración.

Esta temporada se cree tendrá capítulos de más de una hora, otros que lleguen a los 80 minutos igual que el episodio final de la pasada y algunas que quizá, sobrepasen los 90 minutos.

HBO

Definitivamente, la última temporada de Game of Thrones no solo viene a destruirnos la vida al finalizar una de nuestras series favoritas, sino que también a sentar un precedente.