Por Lucas Rodríguez
7 enero, 2020

A veces no sabíamos en qué momento ocurría la acción. Todo fue para poder entrar de lleno en la historia de los personajes.

No es una exageración decir que The Witcher es la serie del momento. Sin importar a qué lado de la discusión te encuentres, es e producto de entretención que tiene a todos hablando. Algunos la consideran lo mejor que ha llegado a Netflix hace mucho tiempo, una especie de Game of Thrones pero con más combate, magia y fantasía que las intrigas políticas y reflexiones sobre el destino y la muerte que tenía la serie inspirada en los libros de George R.R. Martin. Otros creen que no es más que un espectáculo vacío y algo bobo, sin mucha claridad sobre qué pretende ser y hacia donde irá en el futuro. 

Las diferencias de opinión entre quienes disfrutaron de la serie y los que no tanto son amplias, pero si hay algo en lo que están de acuerdo, es que la trama no fue fácil de seguir. A medida que se iban sucediendo los episodios, veíamos personajes entrar en la acción, luego desaparecer, o reaparecer mucho mayores. A ratos esto era confuso, al punto de que a varios les costó avanzar por la temporada debido a esto. 

Netflix

De lo que podemos estar seguros, es que esto no fue un error, ni menos aun, algo que se dejó de lado o no se trabajó lo suficiente. Lauren S. Hissrich, showrunner (algo así como la creadora de una serie y quien supervisa el desarrollo de los episodios y la historia) de The Witcher, no ha sido tímida para explicar cualquier confusión o detalle que los fans deseen conocer. 

Netflix

En entrevista con Fansided, Lauren explicó que siempre fue el plan hacer varias líneas argumentales, que comenzarían separadas, para luego unirse en la mitad de la serie:

Para mí lo importante era el comienzo y asegurarnos de que entendíamos quienes eran Geralt y Ciri, después, quién era Yennefer en el Episodio 2. Una de nuestras primeras decisiones era introducir a Geralt y Ciri en el Episodio 1 y esperar al Episodio 2 para presentar a Yennefer. Para mí todo resulta evidente, obviamente, en el Episodio 4 (…) Es aquí donde los espectadores dirán ‘Madre mía. Vale, ahora ésto tiene mucho más sentido.

–Lauren S. Hissrich para Fansided.

Netflix

El uso de varias líneas argumentales distintas, que de a poco se van conectando para luego dar forma a la línea central, que es donde el relato ocurrirá, es algo muy común en los guiones de televisión y cine. Es una manera efectiva de desarrollar los personajes, sin que por ello se tenga que tomar un desvío demasiado grande de la historia central; llegando al final con los personajes ya desarrollados, se pueden concentrar mejor en dar una conclusión apropiada.