Por Pamela Silva
26 junio, 2018

La verdad supera la ficción, a veces.

Salvando al Soldado Ryan, la película donde un grupo de soldados americanos tiene la misión de rescatar a Ryan, el menor de cuatro hermanos y el único que sigue vivo, es la mejor cinta de guerra jamás ha hecho, relató los desastres de la guerra y cómo es un campo de batalla mejor que cualquier otra película.

La cinta, dirigida por Steve Speilberg, no sólo se basó en información real sobre cómo son los campos de batalla para su realización, sino que también la trama está inspirada en una historia real.

DreamWorks SKG

Los Niland eran una familia de cuatro hermanos, Fritz, Bob, Preston y Edward, todos militares que lucharon en la Segunda Guerra Mundial.  Fritz, Bob y Preston en el ejército y Edward era parte de la fuerza aérea.

En 1994, a un mes del Día D, el avión que pilotaba Edward fue atacado por las fuerzas enemigas y todo el equipo que viajaba a bordo desapareció. Al no encontrarlo ni tener noticias de el, se le dió por muerto en acción.

Justo el día del desembarco en Normandía, Bob se ofreció como voluntario para quedarse atrás junto a otros dos hombres y tratar de retener avance de los alemanes, mientras el resto del equipo escapaba. Él y los otros dos hombres lo lograron, pero fallecieron en la misión.

DreamWorks SKG

Al día siguiente, Preston tenía como misión junto a su regimiento el asalto a la playa Utah. Si bien sobrevivió al asalto mismo y logró adentrarse tierra adentro, fue herido a muerte durante la batalla.

Así que sólo quedaba Fritz, el menor de tres hermanos, igual que Ryan. Tal como en la película, el ejército decidió sacarlo del campo de batalla y traerlo de vuelta a casa.

DreamWorks SKG

Hasta ahí las similitudes con la película, porque en el caso de Fritz el Padre Francis Sampson capellán del regimiento 501, tuvo la misión de encontrarlo para informarle de su regreso a casa. Y lo hizo, pero sin atravesar medio campo de batalla.

A Fritz lo enviaron a Inglaterra, desde donde viajó a Nueva York y trabajó como diputado el resto de la guerra. Ahí lloró junto a su familia la pérdida de los hermanos, pero eso es algo en lo que también difiere con la cinta.

DreamWorks SKG

Cuando el avión de Edward fue atacado, logró lanzarse en paracaídas en las junglas de Birmania, solo que muy lejos de donde debía haber caído. Ahí fue capturado por japoneses durante más de un año hasta que el campamento de prisioneros fue liberado.

Así que Edward volvió a casa y sólo dos de los cuatro hermanos.  Ambos vivieron largos años en Nueva York una vez terminada la guerra. Niland falleció durante la guerra.

DreamWorks SKG

Quizá traer a Fritz devuelta a casa no fue una misión tan intensa como en la película, pero no quita que sea una gran historia.