Por Camilo Fernández
9 noviembre, 2017

La critica y mal recibimiento hizo que ninguna de ellas tuviera la segunda parte prometida.

Hay finales abiertos que nos dejan atónitos y nunca sabremos el real desenlace de la historia. A veces son justificados y nos dejan pensando en la vida, que por más que tratemos de darle un cierre, no tiene y sigue ocurriendo. Otra veces son visto como un recurso fácil para terminar una historia. 

El error del cálculo también abre la posibilidad a finales sin “finales”. Hay ocaciones en que películas terminan con la puerta abierta para dar paso a una futura secuela, pero que jamás llega. Aceptémoslo, por malas.

A continuación, cinco películas que esperaban tener una segunda parte (pero no) y finalmente quedaron en el aire.


1. “Super Mario Bros.” (1993)

Hollywood Pictures

¿Alguien la vio? La versión de carne y hueso del juego de Nintendo tuvo un estilo completamente diferente al videojuego y fue muy mal recibido por los fanáticos y la critica. Pero los productores le tenían muchas fe desde antes, lo que es razonable, por lo que tenían idea de hacer una segunda parte, que no llegó a tener vida. En el final de esta película, tras rescatar a Daisy, Mario y Luigi son llamados a una nueva aventura... de la que jamás sabremos.


2. “Street Fighter: La última batalla” (1994)

Aunque recaudó tres veces su presupuesto, fue elegida la peor película de ese año, aún contado con la participación de Jean-Claude Van Damme (“Doble Impacto”). En el final de la película, después de los créditos, el personaje de Van Damme, “Guille”, vence a Mr. Bison pero este logra sacar una manos desde los escombros. Todo indicaba que vendría una secuela, pero la mala crítica destrozó estos planes.


3. “Godzilla” (1998)

Las críticas no quisieron a “Godzilla”. Debido a este recibimiento, esta cinta jamás obtuvo una secuela, aunque al público pareció gustarle. Jamás supimos qué ocurrió luego de que se terminó la amenaza del monstruo, siendo que la escena final acababa con crías saliendo de los huevos de su madre lagarto. 


4. “Stay Alive” (2006)

Un grupo de adolescentes comienza a un videojuego on-line de terror. Pronto descubrirán que si su personaje en el juego muere, ellos también mueren en la vida real. Tiene una trama bastante entretenida, pero tampoco llegó a tener una secuela. En su final vemos a un trabajador de una tienda electrónica insertando un disco para reactivar el juego. Nunca supimos qué más pasó.


5. “Cazadores de Sombras: Ciudad de hueso” (2013)

Como casi todas las demás, por sus criticas negativas jamás logró pasar la etapa y tener una segunda parte. Por esto, dejó llenó de interrogantes. Jamás sabremos si los protagonistas son hermanos o si la mamá quedó en coma por una magia desconocida o si después lograría despertar (en el libro del mismo nombre, sí lo hace).

¿Te desagradan los finales abiertos?