Por Carolina Lamatta
13 noviembre, 2017

Las directoras mujeres están creando una nueva forma de contar historias sobre chicas rebeldes y lo amamos.

Las películas sobre chicas en pleno despertar sexual están volviendo a tomarse la pantalla. Cintas que siguen a adolescentes femeninas sin tapujos para hablar de sus incipientes deseos carnales y que se rebelan en contra del status quo, como el nuevo filme Greta Gerwig, “Lady Bird”, son una muestra de lo que se viene: una nueva era en la forma de contar historias sobre mujeres. 

A24

Ya hemos visto antes películas sobre chicas adolescentes buscando su lugar en el mundo. “Pretty in Pink” y “Chicas pesadas” son algunas de ellas, la diferencia de estas cintas con la ola actual de largometrajes sobre este género, es que las películas sobre el despertar sexual femenino actualmente se atreven a ir más profundo en la psiquis de las mujeres y a dejar que sus personajes se expresen franca y libremente.

Sony Pictures Classics

Hay filmes que han abordado la etapa de la adolescencia con mayor complejidad y profundidad que  “American Pie” y “Supercool”, el tema es que han sido todas contadas desde el punto de vista masculino. Historias como las de “Casi famosos” , “The Perks of Being a Wallflower” y “Submarine” muestran la etapa de la adolescencia como realmente es, con los pensamientos prohibidos, los encuentros sexuales incómodos y los amores platónicos, pero este tipo de cintas han sido mayoritariamente protagonizadas por hombres. 

The Weinstein Company

En estas películas las mujeres retratadas no tenían mucha iniciativa sexual propia, eran mas bien props para que los chicos se enamoraran y sufrieran de corazones rotos. En “Casi Famosos” no se indaga en las motivaciones  de Penny Lane, ni tampoco en los sentimientos de Sam en “The Perks of Being a Wallflower”. En estas y en otras como “Adventureland”, “Boyhood” y “Me, Earl and the Dying Girl” , las chicas son el objeto que hace al chico caer en la desesperación.  Ellas no tienen la oportunidad de expresar sus propios deseos de manera tan directa como los hombres que se masturban en la casi todas las películas adolescentes.

Columbia Pictures

Pero esto está cambiando, Steven Zeitchik de Los Ángeles Times lo expresó de la mejor manera. “Discutiría que el momento que estamos experimentando sobre las películas sobre despertar sexual y madurez, no es sólo un resurgimiento de un género clásico, si no que una nueva modalidad está tomando forma ante nuestros ojos, representando a chicos que nunca hemos visto, transmitiendo historias que no hemos escuchado, arreglándolo todo en estructuras y formas que nunca hemos contemplado”. 

Sony Pictures Classics

“An Education”, “Girlhood”, “Diario de una adolescente”,  “La vida de Adele” , “Moonlight”, “Lady Bird” y “Call me by your name” son películas que cuentan la historia de adolescentes diferentes de una manera diferente. Por primera vez los protagonistas de estos relatos no son hombres blancos, son chicas afroamericanas, homosexuales y mujeres blancas malportadas. 

Wild Bunch Distribution

Porque estas chicas no buscan encajar y ser perfectas como todas las protagonistas adolescentes del cine, estas saben que son diferentes y reconocen su estatus de outsiders como una virtud. Son honestas, hablan directamente sin miedo a ser reprendidas, dicen lo que piensan sin sentir vergüenza,  pelean con sus madres y toman malas desiciones. Son impulsivas y muestran que el resultado de una adolescencia subversiva no es la muerte ni el embarazo como en “Vírgenes suicidas” o en “Juno”.

Sony Pictures Classics

Que el ser rebelde y explorar la sexualidad propia es sólo una etapa de la vida que no tiene por qué tener consecuencias terribles. Las historias sobre maduración y despertar sexual que se están contando ahora, sólo muestran una realidad que es, las cosas como son, sin tener una gran moraleja detrás. Lo más sincero de todo, es que estas cintas tienen un aire diferente y eso se debe a la sensibilidad con la cual están contadas. Todas ellas han sido dirigidas por mujeres, y eso tiene que valer por algo. Una historia contada desde el punto de vista de una mujer, incluye matices que algunos directores pasan por alto por el único hecho de ser hombres. 

¿Tú qué opinas de esta nueva tendencia?