Mi Lord ¿en qué lo puedo atender? 😍

Antes de que comiences a leer hay un simple requisito: debes haber terminado la serie, porque esto esta full de SPOILERS de Game of Thrones.

Ok, ustedes que ya están al día repasemos y recordemos lo que ocurrió en el último capítulo. Algunos están muy felices con el final, otros en el costado que me identifico, estamos un poco decepcionados ya que a pesar de que todo cerró ‘redondito’ así no es GOT o al menos a eso no nos acostumbraron, nada era predecible y podía ocurrir cualquier cosa.

El final fue como de cuento de hadas, tras la caída de Daenerys nadie reclamó con poder el trono, hubo una reunión entre amigos prácticamente para decidir quién iba a ser el nuevo rey.

Pudimos observar a la señora grandota (Brienne), a Sir Davos, al ‘bastardo’ Baratheon, a la familia Stark (Bran, Sansa y Arya Stark), Yara Greyjoy, Sam entre otros… pero hubo alguien en el que clavamos las miradas más de lo usual, un joven y apuesto chico:

HBO

¿Su nombre? Robin Arryn, sí, el ‘primito’ de Sansa que tardó en superar la lactancia. Podemos quizá agradecerle a la ahora Reina del Norte enderezar a este muchacho, quizá esta cachetada tuvo algo que ver:

¿Qué nos dejo Game of Thrones? unas excelentes 7 temporadas, un final no digamos malo, pero decepcionante para el nivel que venían demostrando, y eso sí, una gran enseñanza: la lactancia es clave para crecer grande y fuerte, sino pregúntele a estos dos…

HBO

Gracias GOT, fue bueno mientras duró pero no todas las relaciones funcionan, algunas se deterioran con los años y hay que saber terminar.