Una entretenida historia que con gracia y romance, nos educa respecto a cómo afrontar las enfermedades mentales. “Lo difícil de tener una enfermedad mental es que la gente quiere que te comportes como si no la tuvieras”, es sin duda la frase del filme y su moraleja.

Qué difícil resulta actualmente encontrarse con una película que nos complazca. Bien sabemos, que estamos en una época especial a causa de la pandemia del coronavirus, la grandes compañías no pueden realizar sus producciones con la velocidad que como consumidores demandamos; y que bueno, caímos en un bache en el que estamos esperando, que salgan esos estrenos o continuaciones que tanto deseamos.

The Witcher, Sex Education, You, son sólo algunas de las historias que se han visto retrasadas en la casa de la N, por dar un ejemplo. Sin embargo, también apreciamos esas producciones de las cuales quizá no teníamos grandes expectativas, y nos roban más de una sonrisa.

Netflix

Hace tan sólo días con cero expectativas, enciendo la TV y mi pareja (le tocaba a ella) elige Loco por ella, una clásica comedia romántica española que de entrada, no se me apetecía.

A los minutos, mirando de reojo, me topé con una historia muy divertida, con su romance obvio, pero con una pizca de comedia y simpatía atrapante. Las dos horas de duración se nos fueron en un santiamén, la actuación de los protagonistas Susana Abaitua (Carla) y Álvaro Cervantes (Adri) engancha, pero a juicio personal, es el trabajo de Luis Zahera (Saúl), el compañero de Adri, el que enamora.

Netflix

“Tras una mágica noche con la enigmática Carla (Susana Abaitua), Adri (Álvaro Cervantes) decide internarse voluntariamente en el centro psiquiátrico donde ella reside con el objetivo de reencontrarse, pero pronto descubrirá que salir de ahí no va a ser tan fácil como él pensaba”.

–indica Netflix en su sinopsis–

Al director Dani de la Orden nada más que agradecerle por tan agradable pieza audiovisual. Mostrando que se puede hacer un trabajo romántico, entretenido, inclusivo y altamente educativo, sin caer en lo forzado. Un recuerdo valioso para esta nueva generación, seguir respetando a nuestros adultos mayores, y para los padres, nunca dejar de apoyar a esos jóvenes con problemas mentales, a los que muchos les terminan perdiendo la fe por sus recaídas. Ya está en el top 10 de Chile, México y España, no tengo dudas que seguirá subiendo. Acá el tráiler:

Una película para locos como nosotros.