Por Camilo Fernández
9 noviembre, 2017

¿Cómo se llamaba? ¿Por qué pasó esto? Les dejamos una guía salvadora (también aplica para películas).

La memoria es frágil y juega malas pasadas. Cuando ves muchas películas o series esa debilidad se convierte en un infierno, especialmente cuando las nuevas temporadas se demoran un año en salir o las series tienen muchos personajes, como “Juego de Tronos”, o las películas tienen muchas partes (las trilogías).

Se me olvida todo: lo que pasó en el capítulo anterior, los nombres de los personajes, qué pasó la temporada anterior, por qué ese o aquel detalle ahora es relevante. Es agotador, como ver algo nuevo constantemente, pero sin que sea una novedad.

Lo más relevante para personas con memoria a corto plazo en un nuevo episodio es el inicio, cuando el narrador dice “Previously… (en el capítulo anterior)” y recuerdan qué pasó.

Este mal lleva a muchas confusiones. No tienes a mano los argumentos para justificar por qué una serie es buena o mala, sino que solo una sensación general. No puedes apuntar directamente a un personaje porque no recuerdas el nombre, pero sí cómo es estéticamente. Y así no se puede discutir y mejor callar antes que errar.

Lo único positivo es que puedes repetirte las series una y otra vez y jamás te aburrirán. Te acuerdas que algo es bueno, lo pillas en la televisión y te enganchas como la primera vez. Una recomendación hecha por uno mismo, no falla.

¿No te acuerdas que pasó en la temporada anterior de la serie que todos comentan, y aseguras que es tu serie favorita? Aquí unas recomendaciones para aquella gente que ve, pero no retiene.


1. Ver la película o serie dos veces

Cuando hay tiempo, esta es la mejor opción. Así te aseguras de mantener lo más importante en tu memoria por repetición. Si viste una película que te encantó, lo mejor es guardarla y revivirla de nuevo un tiempo después. Estarás mucho más seguro de la razones de tu buen gusto.


2. Episodio 00: La salvación

Cada vez que una serie grande está por estrenar una nueva temporada, también estrenan los capítulos con el número 0o (por ejemplo: S03E00). Estas partes son un resumen de todas las temporadas anteriores. El episodio 00 de la séptima temporada de “Juego de Tronos” cuenta con entrevistas a varios actores y críticos de la serie que nos van guiando que ha pasado desde el inicio.


3. Recapitulaciones en Youtube

En Youtube está lleno de hermosas personas con tiempo que se dedican a hacer resúmenes de temporadas (y capítulos) de todas las series que te puedas imaginar. En 10 minutos te refrescan hasta la historia más complicada y aunque tengan 10 temporadas. Listo para poner play. 


4. Segundas y terceras partes

Las mejores películas son eternas: “Star Wars”, “El Padrino”, “El Señor de los Anillos”, “Harry Potter”, “Matrix” y tantas más. Aquí solo cabe una opción: cada vez que vayas a ver una nueva parte, debes rever la anterior, sino estarás completamente perdido.


5. Ser suicida y ver todo de una vez

Esta opción es lo que más da resultados. Solo se puede realizar con fuerza de voluntad y si te da lo mimso estar desfasado con los estrenos, y te importa más una buena calidad de comprensión. En vez de ver los capítulos nuevos, uno por semana, es mejor dejar que se estrenen todos y verlos todos de una, lo más seguidos posible. Y solo ver una serie por vez, de principio a fin, aunque tenga 30 temporadas.

¿Has perdido tiempo reviendo series para recordar que pasó?