Por Carolina Lamatta
13 febrero, 2018

Te harán sentir mucho peor que una película de horror.

En muchas ocasiones la realidad es mucho más terrorífica que la ficción, y cuando hablamos de documentales de crímenes, ese es precisamente el caso. Hemos hecho una selección de los mejores y más inescrupulosos largometrajes sobre horrendas historias que han sucedido en la vida real. Lo mejor de todo, es que están en la comodidad de tu Netflix.


1. “The Keepers” (2017)

Este oscuro documental devela lo que está detrás del asesinato sin resolver de una monja en Estados Unidos. Su historia contrasta con los relatos de personas que han sufrido abusos sexuales en la infancia y que han logrado salir adelante.


2. “Wormwood” (2017)

En 1953 un científico del ejército, cayó desde la ventana de habitación del hotel. Años más tarde su hijo intenta develar el misterio detrás, a partir de una pista: en 1975, un informe vinculó su muerte con un experimento ultrasecreto del gobierno.


3. “Making a Murderer” (2015)

Steven Avery fue enviado a la cárcel por décadas, pero era inocente. Ahora fuera del encierro, se verá envuelto en otro asesinato. ¿Será el culpable? ¿o le habrán tendido una trampa otra vez?


4. “Amanda Knox” (2016)

Fue dos veces acusada de asesinato, y las dos veces absuelta. Ella y sus cercanos dan el testimonio del mediático caso en este documental.


5. “The Witness” (2016)

Esta es la horrible historia de Kitty Genovese, que fue asesinada cuando la apuñalaron frente a 38 testigos que se quedaron mirando.


6. “Shadow of Truth” (2016)

Explora el caso del asesinato de una niña de 13 años israelí encontrada en los baños de su escuela.


7. “Icarus” (2017)

Un ciclista estadounidense y un experto ruso destapan un escándalo internacional de dopaje deportivo.

 ¿Has visto alguno de estos?