Por Carolina Lamatta
5 marzo, 2018

Me dio verguenza ajena.

Aunque la ceremonia de los Óscar es la más pauteada de todas, aún así deja espacios para la improvisación y los errores, después de todo, ningún evento en vivo puede salir perfecto. Jennifer Lawrence se salió del protocolo, le cortaron el micrófono a un hombre mientras recibía el premio y alguien no quiso saludar al actor que le entregó el premio.


1. Cuando le rechazaron el saludo al “Baby Driver”

“Angel Elgort cuando le rechazan el saludo es como yo en todas mis instancias sociales”


2.  La criatura acuática de “La forma del agua” que asistió a la ceremonia

Elle

3. Cuando Jennifer Lawrence fue Jennifer Lawrence hasta en la instancia más formal  de Hollywood

kevin Winter

 4. La incómoda broma de Jimmy Kimmel que dejó a la audiencia en silencio

Desde que Jimmy Kimmel comenzó con su monólogo tuvo a la audiencia en la palma de su mano, pero la cosa se puso un poco rara cuando el presentador mencionó a Harvey Weinstein. Varias de las celebridades que fueron acosadas por el empresario estaban dentro del público, incluyendo a Ashley Judd y Mira Sorvino, así que podrás imaginar las caras que pusieron al escuchar su nombre. Pero esto duró sólo unos segundos, pues todo se alivianó cuando Jimmy habló del #TimesUp #MeToo y de todo lo que tuviese relación con “Black Panther”.


5. Cuando no lo dejaron hablar al recibir el premio a Mejor Película

Después de que Guillermo del Toro hizo su discurso de agradecimiento, uno de los miembros de su equipo se acercó para decir unas palabras, pero le cortaron el sonido del micrófono y pusieron la música encima. Pobrecito, no tuvo sus 3 minutos de fama.


6. Cuando Gael García Bernal demostró que no podía cantar


7. Los montajes eternos 

Es usual que en partes de la ceremonia se presenten montajes de películas que entretienen y alivianan el ambiente. Pero esta vez se fueron al chancho. El montaje de películas era eterno, y no somos los únicos que pensamos así.

¿Cuál fue el momento más gracioso o incómodo según tu?