Por Daniela Poblete
4 octubre, 2018

Aunque no todo es real sigue siendo una de mis favoritas.

Jane Wilde Hawking es escritora y ex esposa de Stephen Hawking, quien hace algunos días expuso algunos aspectos que ella considera como alterados u omitidos en la película “La teoría del todo”, donde se muestra la historia del físico teórico y también su relación con Jane.

La escritora se encuentra realizando una gira promocional de su segunda novela y se tomó algunos minutos de la ceremonia del Festival Literario de Henley para expresar que los errores del filme le parecieron “muy irritantes”, añadiendo que no hay que creer en lo que se ve en las películas.

Si bien la película se basó en el libro “Traveling to Infinity” escrito por ella misma, explicó que en varios aspectos el filme se escapa de la realidad. Por ejemplo mencionó que ellos se conocieron en su ciudad natal cuando Hawking comenzaba su doctorado en Cambridge y no en la fiesta de la universidad.

Jane fue muy enfática en aclarar que ella no era estudiante de Cambridge y que cuando conoció a Stephen ella estaba terminando el colegio y él iniciando su doctorado.

Además, dijo que la película no logró mostrar el verdadero esfuerzo que requería viajar alrededor del mundo para asistir a las conferencias científicas, explicando que era realmente agotador moverse de un lado a otro.

Jane explicó que los extensos viajes requerían de gran organización debido a que tener un miembro de la familia severamente grave, les hacía muy difícil transportarlo y darle todos los cuidados que necesitaba.

En el festival expresó que “Pedí a la producción una versión donde se pudiera ver el auto con todas las maletas, los pasajeros, la silla de ruedas para que ese aspecto de nuestras vidas estuviese representado, pero dijeron que no era posible debido a las limitaciones de tiempo”.

Para concluir su crítica dijo que lamenta profundamente que sus padres tuvieran un rol tan escaso en la película debido a que en la vida real fueron fundamentales al momento de ayudar a la pareja.

La verdad es que al menos para mí seguirá siendo de mis favoritas y es que el mismo Stephen Hawking al ver el filme quedó encantando, incluso se emocionó hasta las lágrimas debido a que se sintió reflejado. Aunque hay que aceptar todas las críticas.

¿Qué piensas, estás de acuerdo con Jane?