Por Ronit Rosenberg
28 noviembre, 2018

Jamás voy a aceptar que Rose no le haya hecho un espacio a Jack sobre la puerta…

Para que una película sea exitosa, dentro de las cosas que debe tener es un buen elenco, buen director, una historia coherente y por sobre todo; un comienzo y un final extraordinario. El comienzo es muy relevante pues esto determina la tónica general de la película. Si es malo, aunque la historia sea buena, la audiencia se desmotiva y pierde el interés. Y el final, vaya, el final es la guinda de la torta. No puede estar mal colocado, ni tampoco agrio, ni muy dulce.

El final recapitula todo y es lejos lo más importante pues es con el último sabor que se queda la audiencia. Si el final es ridículo, cliché o incoherente, automáticamente el filme pasa a decepcionar al público. Quedará la peor impresión y nada podrá arreglarlo.

Aquí, los peores 8 de la historia del cine. Lamentablemente son buenas películas, pero los guionistas se han caído justo en el final.

8. Grease

Paramount Pictures

No sé si es que “malo” comienza a describir este final. Simplemente sucede que nadie lo entendió. Algunas teorías apuntaban a Danny estaba muerto y Sandy ascendió al cielo con él, pero el director rechazó esa propuesta. Ambos se suben a un auto deportivo y se van volando al cielo, ¿ok? La película es un gran musical que ha permanecido latente en generación tras generación, sin embargo, el final lo arruina mucho.


7. Titanic 

Paramount Pictures

Que levante la mano quién no lloró con Titanic…okey nadie. Es una película (para la época) bastante buena y reveladora, no obstante, DIOS MIO EN QUÉ ESTABAN PENSANDO CUANDO HICIERON EL FINAL. Está bien, ¿no quieren dejar a Jack vivo? Perfecto, pero ¡háganlo de una forma creíble! Se aman con locura pero ¿ella no es capaz de hacer el esfuerzo de ambos flotar en la puerta? Sin comentarios. 21 años después nadie ha encontrado una explicación coherente.


6. Superman: Hombre de acero

Warner Bros

Uno de los principios que caracterizan a Superman es que este héroe no mata y en este filme gana matando al malévolo Zod. Bueno, claro, no tenía salida pues sino hubiese muerto una familia. Pero no sé, nos sigue sin convencer. Se ha pasado a llevar una de sus características más especiales.


5. Náufrago 

DreamWorks Pictures

Gran película, gran. Bueno, como la mayoría de Tom Hanks. No hay un ápice de este filme que esté mal hecho, excepto por el final. Cuando por fin regresa a la civilización, la audiencia -después de haber sufrido por una hora y media- busca un alivio. Pero no lo hay. El mundo ha seguido sin él, incluyendo su esposa quien se ha vuelto a casar y ya tiene un hijo. Da una sensación de soledad, incluso más que la que había en la isla.


4. Soy Leyenda

20th century Fox

No, y no. Ya mataron a la perrita (hicieron que se contagiara). No era necesario matar al Dr. Neville. El personaje de Will Smith se sacrifica con una granada en la mano para matar a los mutantes y le entrega la cura a Anna, para que ella la lleve al campo de sobrevivientes. Demasiado cruel. Necesitábamos una pizca de luz.


3. Indiana Jones y el reino de la calavera de cristal

Paramount Pictures

Los últimos 10 minutos de la película caen en la ridiculez máxima, arruinando todo el resto. Es demasiado absurdo todo lo que sucede. Aunque bueno, fue un éxito de taquilla y ganaron cientos de millones de dólares así que, ¿a quién le importa la crítica de todos modos?


2. La Guerra de los Mundos

Paramount Pictures

Steven Spielberg y la ciencia ficción son un dúo explosivo. Sin embargo, cuando le pones un final feliz cliché lleno de lugares comunes a una película que la tónica el 90% del tiempo fue tensión, temor y suspenso, queda la peor mezcla del mundo. ¿Después de TODO el caos que hubo encuentran una casa en perfectas condiciones? No, no lo compramos.


1. X -men: la batalla final

20th century Fox

No hay mucho que decir sobre este final más que se siente una decepción tremenda. La mayoría de los súper héroes han muerto o han quedado sin poderes. Esto arruina toda la trilogía sin piedad.