Por Predeterminado del sitio
24 septiembre, 2018

No pude ver más de dos capítulos seguidos de lo intensa que es.

Imagino que si a alguien le ofrecieran hacer una serie sin condiciones, presiones y límites creativos, algo como “Maniac” nacería. Y nació, gracias a Netflix y la unión de los actores Jonah Hill (quien además oficia como productor ejecutivo de la serie) y Emma Stone como protagonistas.

La serie ya estrenó sus 10 capítulos y tiene a la personas seriamente confundidas, porque si de algo rebosa esta producción es de locura. Es intensamente loca. Pero de buena forma.

Por ejemplo, especialmente en los primeros capítulos, a veces es necesario retroceder escenas para entender completamente lo que está pasando y, para mí, fue tan agotadora que no pude ver más de dos capítulos seguidos. 

“Maniac” trata sobre Annie y Owen, dos personas perturbadas que se apuntan para un experimento farmacéutico para intentar curar sus propios males psicológicos.

Netflix

Para ello, deben tomar 3 pastillas. Cada una de ellas, y gracias a una computadora de inteligencia artificial, los lleva a realidades creadas por sus propias mentes para enfrentarse a sus momentos más traumáticos. El problema ocurre que Annie y Owen empiezan a encontrarse de forma no esperada en estos “sueños”, como si estuvieran destinados a encontrarse.

En resumen, es una versión actualizada de “Eterno resplandor de una mente sin recuerdo”, con toques de “Blade Runner”, “2001: Odisea en el espacio”, “Her”, “Inception”, “Donnie Darko”, “The Leftovers” y en verdad estoy nombrando historias que me gustan y que esta serie me hizo recordar.

Netflix

También un poco de “Volver al futuro”, porque la serie está ambientada en un “futuro retro”. Esta película nos ofrecía una actualidad con autos y patinetas voladoras, pero al verla se nota que es antigua, al igual como está ambientada “Maniac”.

Es un mundo donde hay inteligencia artificial, una Estatua de la Extra Libertad, arriendo de amigos, robots sanitarios, pero los computadores siguen como si fueran de los 70s. 

Netflix

La forma de la serie es tan intensa, que puede hacernos perder en lo estético, en su esfuerzo de aparentar ser “cool”. Nunca hay una explicación de cómo funciona este mundo y simplemente tenemos que dejarnos llevar. No todo es descifrable o tiene un significado. 

Ya pasada la mitad de la serie podemos asegurarnos que “Maniac” es más que solo una serie bonita y enredada. Tiene un propósito en sus personajes principales y el caos empieza a justificarse.

Netflix

Al finalizar la serie todo cobra más sentido si recordamos las palabras iniciales del primer capítulo. “Hipótesis: todas las almas están en búsqueda de conexión. Corolario: nuestras mentes no tienen consciencia de esa búsqueda”.

Hipótesis: todos los mundos que casi fueron importan tanto como el mundo en el que estamos. Corolario: estos mundos ocultos nos causan gran dolor”.

Netflix

La serie fue creada por Patrick Somerville, escritor de algunos episodios de “The Leftovers” y dirigida por Cary Fukunaga de “True Detective”. Eso explica bastante.