Por Lucas Rodríguez
4 octubre, 2019

Con cinco décadas haciendo cine y una infinidad de premios, Martin Scorsese tiene claro lo que le gusta y lo que no.

Uno podría hacer la declaración de que el director más prolífico y con la filmografía más excelente que ha vivido es Martin Scorsese y la verdad, es que sería difícil montar un contrargumento con facilidad. Apareciendo en la escena fílmica estadounidense en medio de la época que es considerada la más fértil e inspirada de la historia de las películas norteamericanas, Martin no ha dejado de filmar desde entonces, produciendo en el camino entre 5 o 6 películas consideradas como obras maestras del cine, junto con por lo menos unas 15 más grandes obras.

Incluso, si es que uno registra su filmografía, cuesta señalar una película que sea realmente mala. Solo al lado de sus mejores momentos es que sus momentos menos brillantes no destacan. Pero cualquiera de sus películas menores serían el orgullo de otro cineasta. Y sus mejores momentos, serían suficiente para confirmar el status de un cineasta en el firmamento cinematográfico.

@martinscorsese_

A lo que vamos con todo esto, es que Martin Scorsese es una de las voces más autorizadas para hablar de cine. Es alguien que ha afectado a la industria y el arte del cine de una manera, que sin él, estaríamos hablando de un medio para contar historias muy distinto del que conocemos hoy. 

Por esto es que sus recientes comentarios en entrevista con Empire, Martin sorprendió a varios con una opinión muy dura, con la que de segura nos costará lidiar. La revista le preguntó sobre las muy exitosas películas de Marvel, a lo que el legendario director no reaccionó demasiado bien:

No las veo. Lo intenté, ¿sabes? Pero eso no es cine. Honestamente, lo más cerca que puedo pensar de ellas, con todo lo bien hechas que están, con los actores haciendo lo mejor que pueden bajo esas circunstancias, son los parques de diversiones. No es el cine de seres humanos tratando de transmitir experiencias emocionales y psicológicas a otro ser humano.

–Martin Scorsese, para Empire.

Marvel Studios

Un duro comentario, pero del que de todas formas podemos rescatar un par de cosas de valor. Martin no niega que tengan un alto valor de producción y que cuenten con grandes actores dando muy buenas interpretaciones. Pero le parecen vacías como medio para transmitir experiencias humanas. Es un punto que resulta algo válido, pero que también nos da para pensar de sí acaso Martin no habría cambiado un poco su opinión al ver Avengers: Endgame, probablemente el punto cúlmine de la obra de Marvel. 

Atípicamente para el género, Endgame cuenta con un primer tercio carente de acción, en el que vemos a los personajes a los que estamos acostumbrados a admirar por sus capacidades en la batalla, encerrados, heridos y teniendo que lidiar con las consecuencias terribles que tuvo su fracaso. Los mejores actores del elenco, como Robert Downey Jr. y Scarlett Johansson realmente mostraron de lo que son capaces, dando interpretaciones muy convincentes de personas tratando de lidiar con la depresión y el trauma. 

Marvel Studios

Pero también hay que reconocer que para llegar a esa tremenda conclusión que fue Endgame, tuvimos que pasar por varias horas de películas de Marvel, algunas no demasiado buenas. Tampoco resulta muy justo que para poder apreciar la mejor película de la saga, haya que forzarse a ver aproximadamente 50 horas de cine. 

Es un punto que finalmente está en la opinión de cada persona.