Por Leonardo Granadillo
1 agosto, 2019

Los fans consideran que la joven que interpreta a Robin en la 3ra temporada de Stranger Things hubiese sido una opción mucho más adecuada.

Disney ha intentado cambiar un poco antiguas costumbres, de eso estamos claros. Es una empresa multimillonaria que sabe hacer las cosas bastante bien, y se han subido a la ola de lo que esta siendo tendencia hoy en día, la inclusión ya sea de la comunidad LGBTQ+, el feminismo y dar oportunidad a las personas afrodescendientes que por años fueron pisoteadas.

Si lo hacen de manera sincera o no, queda de ellos y no somos quienes para juzgarlo, pero lo que sí le molesta a algunos fans es que en su intención de crear tendencias, cambien personajes que estamos acostumbrados a verlos de cierta manera. Lo que más reclama el público es que Disney tiene princesas de todo tipo, pelirrojas, asiáticas como Mulán, indias como Pocahontas, hindúes como Jazmín, la verdad tiene cierta lógica el punto.

Es por ello que ha desatado tanta polémica la escogencia de Halle Bailey como la próxima Sirenita, la pobre ha pagado los platos rotos de una decisión controversial recibiendo fuertes comentarios racistas.

Y aún queda polémica dentro del caso, puesto que salió a la luz nuevamente una vieja noticia de Variety publicada en 2015 sobre la renuncia de Sofia Coppola como directora del live-action de la película sobre la princesa del océano.

AP / Disney

Resulta que Coppola quería como protagonista a Maya Hawke (quien para ese entonces solo era conocida como la hija de Ethan Hawke y Uma Thurman) y no se lo permitieron, lo cual fue parte de los detonantes de su desvinculación. Ahora tras su espectacular actuación en Stranger Things 3 de Netflix interpretando a robin Buckley nos queda el sabor de boca de qué hubiese ocurrido si le daban la oportunidad.

Nos quedaremos con la duda, independientemente de nuestro amor a Maya, le deseamos lo mejor del mundo a Halle Bailey.

Netflix