Por Vicente Quijada
5 octubre, 2018

El filme protagonizado por Tom Hardy, y que se estrenó recientemente en los cines estadounidenses, no ha sido bien recibido.

Si bien generó expectativas, la película sobre el enemigo más icónico del “Hombre-Araña” está logrando cualquier cosa menos entusiasmo entre los críticos, y sólo los fanáticos podrían salvar a la última producción de Sony Pictures, en camino a un fracaso rotundo. Algo que, lamentablemente, no debería sorprendernos tanto. 

Si bien la primera trilogía sobre el arácnido, dirigida por Sam Raimi, fue bastante exitosa, el “reboot” que hicieron más tarde con Andrew Garfield como protagonista naufragó en las salas de cine, y como resultado, fue Marvel Studios quien llevó a cabo la nueva película, “Homecoming”.

Sony Pictures

Aún así, cerca de 900 personajes, correspondientes al universo de Peter Parker, quedaron en poder de Sony, quienes decidieron empezar ese rumbo con el enemigo más rutilante: Venom. Con un elenco plagado de estrellas como Tom Hardy -en el papel del supervillano-, Michelle Williams y Riz Ahmed, el filme cae en los mismos errores que pensábamos que ya no veríamos en las películas de superhéroes, con tramas sin desarrollar, conflictos sin sentido y la sensación de que todo fue hecho con los boletos como objetivo final.

“La primera película en solitario de Venom ha resultado ser como el personaje de los cómics en la peor manera posible: caótica, ruidosa y desesperadamente en necesidad de estar más vinculada a Spider-Man”, resumen en Rotten Tomatoes” las críticas de otros sitios especializados.

“El Venom de Tom Hardy debería venir con un antídoto”, afirma en su columna Chris Nashawaty, de Entertainment Weekly. “Venom no es tan mala, pero tampoco es exactamente buena. Es mediocre sin ser comprometida y, como resultado, es olvidable. Como que simplemente se queda ahí, golpeándote hasta que te desmayas, insegura respecto a si quiere ser una película de cómics o poner en perspectiva todo el concepto de las películas de cómics”, analiza el crítico, quien también le disparó al talentoso Hardy, deslucido en el filme. “Después de ver su actuación aquí, no puedo decidir si es muy buen actor para este tipo de filmes o si todo este tiempo hemos estado sobrevalorándolo”, asestó.

Rotten Tomatoes

“Venom podría haber sido una creación entretenida, pero la cinta ocupa mucho de su tiempo en verlo… nacer. Lo que realmente quiere Venom es ser su secuela”, afirman desde Variety, el especialista Owen Gleiberman. “Tom Hardy es uno de los actores más inteligentes del momento. Entonces, ¿por qué en Venom pareciera que está imitando a un payaso marihuanero que no sabe expresarse y medianamente loco?”, dispara nuevamente contra el actor.

“Venom nunca acepta del todo ni maximiza la repugnancia perturbadora de su premisa. Esta es el caso en que una historia que podría haber derrochado oscuridad se siente maneada, e incluso purificada, por su calificación para mayores de 13 años”, critican desde Los Angeles Times, mientras que, en Rolling Stone, Peter Travers acusa que es un “equipo de actores ampliamente sobrecalificado” que fue “reducido a presentar un show de payasos para niños”. “Un producto vergonzosamente corporativo donde la creatividad fue detenida por la hoja de balance (financiero). Este año nos entregó la mejor película de Marvel y la más imaginativa con Black Panther. Y ahora nos da la peor”, sostuvo, sin compasión por la película de Ruben Fleischer.

Sony Pictures

Aún así, todavía queda la reacción de la audiencia. Quizás, si tiene suerte, le tiendan una telaraña que los salve del fracaso.