Por Luis Aranguren
13 enero, 2022

“No vengas al cine si estás enferma”, le pide el hombre que reclama a la mujer y su pareja, pidiéndole que considere la pandemia.

Una de las formas que han encontrado los científicos para frenar el contagio de coronavirus en la actualidad ha sido el uso de tapabocas. Pese a las vacunas y la higiene, de este modo evitamos que el virus entre en contacto con las mucosas y así se reduce el riesgo de adquirir tan negativa enfermedad.

En algunos lugares ya no es ley el uso, sin embargo, muchos locales privados exigen su uso al entrar en sus espacios para asegurar la salud de sus empleados y otros clientes.

Twitter / supercivicosmx

Por supuesto, esto genera muchos inconvenientes con los que no desean seguir usándola y hasta cierto punto está bien, pero si tosen deberían tener cuidado, no es algo que el resto de las personas deban tolerar. Y precisamente esto fue un problema en un cine, cuando una mujer comenzó a toser en un cine y no traía el tapaboca puesto.

De inmediato un hombre la increpa, exigiendo que la use porque es un peligro para su salud que ella excrete sus microbios sin la debida protección.

Twitter / supercivicosmx

Tras un momento de discusión, quien acompaña a la señora la comienza a defender de forma violenta y le dice: “Si no te quieres contagiar, no salgas”, una respuesta mediocre ante su comportamiento anticívico. De inmediato, el hombre le responde que si está enferma, ella es la que no debería salir y mucho menos andar sin mascarilla en un lugar público.

Por supuesto, procedieron a burlarse cuando el que reclamaba le dice que irá a Facebook, saludaron de forma grosera aún cuando el que reclamaba tenía toda la razón.

Twitter / supercivicosmx

Lo que le molestó al hombre es que aquella dama estaba tosiendo y eso colocaba en riesgo a los presentes, fue increíble que su acompañante intentara recurrir a la violencia aún cuando no tenía razón. Lo ideal habría sido que pidieran disculpas y tomaran todas las previsiones a futuro.

Aunque parezca que fue hace mucho tiempo, fue apenas en 2020 cuando miles de médicos y demás personal de salud arriesgaron sus vidas para salvar a las personas. Muchos no vivieron para contarlo, lo menos que podemos hacer es cuidarnos en lo posible para no contagiarnos o contagiar a otros.

La justicia debería hacer algo al respecto.