Por Camilo Morales
16 febrero, 2021

“Fue el único hombre mayor que me guió sin ser un baboso”, contó la actriz de 39 años sobre el difunto Mike Nichols. Lo recuerda con cariño a diferencia del resto.

Fue hace casi cuatro años que el movimiento “Me Too” se expandió por Hollywood debido a la violencia machista y casos de abusos sexuales, centrados en la figura del productor Harvey Weinstein, y comenzó a cambiar la perspectiva que se tenía de algunos personajes masculinos dentro de la industria.

Sobre ese contexto, la actriz Natalie Portman se refirió en el libro “Mike Nichols, A Life“, escrito por Mark Harris, a la experiencia que tuvo con el director Mike Nichols, quien trabajó en películas como El Graduado, El difícil arte de amar, Closer: Llevados por el deseo, entre muchas otras.

AP

Según contó la actriz de 39 años, el director fue el único con el que trabajó que no tuvo comportamientos inapropiados o extraños con ella, según Indie Wire.

Portman se refirió a cuando trabajó en la película La Gaviota, en donde compartió elenco con actores de la talla de Philip Seymour Hoffman y Meryl Streep, cuando Portman solo tenía 19 años. Para la actriz, Nichols fue un director “muy sensible“.

KGB Media

Veía a Phil escribir pregunta tras pregunta en su cuaderno y Meryl inventaba canciones para cantarlas y se las guardaba en el bolsillo en caso de que su personaje de repente quisiera empezar a cantar“, detalló la actriz sobre su participación en esa película junto a actores tan famosos en ese momento.

Contó también que el director la animó y le entregó la oportunidad para trabajar junto a artistas de ese nivel. Además, agregó que “era un feminista genuino. No había nada, nada, nada allí excepto que él te viera como un ser humano creativo, interesante y talentoso. Es la más rara cualidad y no muchos directores de su generación la tenían“.

FilmMagic

Según el autor del libro sobre Nichols, el director “se aseguró de que se sintiera cómoda con los ángulos, el vestuario y el movimiento, y la acompañó a través de la escena hasta que se sintió lista“. Incluso se agrega que el director, quien falleció en 2014, fue “cuidadoso y protector” con Portman, ya que eliminó una escena de desnudez a petición de ella.