Por Catalina Maldonado
4 octubre, 2021

La plataforma de streaming se enfrenta a una demanda por su exitosa serie, luego de que un proveedor de Internet de Corea del Sur alegara que “no pagan por el uso de la red a pesar de generar un tráfico explosivo”.

Netflix nunca esperó que el éxito de El Juego del Calamar llegara a estos niveles, y es que por estos días la serie surcoreana se ha convertido en lo más visto en casi todos los países donde el streaming está disponible. Algo que los llena de orgullo, pero que ya le trae sus primeros problemas legales.

Debido al enorme incremento de usuarios en Corea del Sur que han usado su internet para ver la serie, ahora una empresa proveedora de este servicio ha interpuesto una demanda pues creen que Netflix debería pagar por este uso excesivo.

Netflix

A través de Reuters, se informó que la empresa SK Broadband no estaba muy a gusto con los efectos secundarios que les ha traído el explosivo éxito de El Juego del Calamar en su servicio de Internet en Corea del Sur, algo que los tiene molestos y demandaron a Netflix para encontrar soluciones.

Según explica el medio, su argumento es que la serie está provocando una cantidad de tráfico desmesurado y consideran que la plataforma de streaming debería pagar una tasa para para paliar ese incremento de costes para dar el servicio y en términos de mantenimiento. 

Netflix

Además, la empresa también ha dado el dato de que el tráfico de Internet provocado por Netflix se ha multiplicado por 24 desde mayo de 2018 hasta la actualidad -se ha pasado de 50 Gbps a 1.200 Gbps-, alcanzando su máximo histórico con El Juego del Calamar.

Con respecto a esta situación, en el lado de Netflix aún se encuentran revisando la demanda y aseguran harán todo lo necesario para que las partes no se vean más afectadas. Una demanda que llega mientras que El Juego del Calamar sigue ocupando los puestos más altos del ranking global y no se detendrá por varios días.

Netflix

Por el momento, Netflix está dispuesta a valorar la petición de Sk Broadband, todo con el objetivo primordial de que sus miles de clientes no se vean afectados de haber una disminición del internet por culpa de ellos. Una situación que también han pasado otras compañías como Apple, Amazon o Facebook, donde ellos sí pagan estas tasas en el país oriental.

Lo que no cabe duda, es que El Juego del Calamar es un éxito.