Por Catalina Maldonado
21 julio, 2022

Con la última película de Daniel Craig como el agente secreto, ahora la duda es en qué seguirá la historia. En ese sentido, el cambio a una mujer como 007 se ha barajado entre las opciones.

La era de Daniel Craig en James Bond llegó a su fin de la mano de la última cinta, No time to Die, una producción que puso punto y final a un total de cinco películas protagonizadas por el actor. Ahora, con el futuro del agente en duda, las posibilidades de que llegue una mujer no suenan tan descabelladas.

Sin embargo, actrices como Ana de Armas —quien estuvo en la última película de Craig— creen que no es necesario darle a una mujer el papel de James Bond para tener más personajes femeninos importantes.

Universal Pictures

A través de una entrevista reciente con The Sun, la actriz dijo que le gustaría ver más papeles femeninos en el universo Bond, pero no necesitan cambiar al clásico personaje principal por esto.

“No hay necesidad de una mujer Bond. No debería haber ninguna necesidad de robar el personaje de otra persona, ya sabes, para hacerse cargo”, dijo la actriz de 34 años.

Universal Pictures

“Lo que me gustaría es que los papeles femeninos en las películas de Bond, aunque Bond seguirá siendo un hombre, cobren vida de una manera diferente. Que se les dé una parte más sustancial y reconocimiento. Eso es lo que creo que es más interesante que cambiar las cosas”, agregó De Armas.

Daniel Craig habló sobre la posibilidad de tener una James Bond Mujer, donde estuvo de acuerdo en que las mujeres necesitan papeles más exprimidores: “Simplemente debería haber mejores papeles para mujeres y actores de color. ¿Por qué una mujer debería interpretar a James Bond cuando debería haber un papel tan bueno como el de James Bond, pero para una mujer?”.

Universal Pictures

Los planes para la próxima entrega sigue siendo en gran parte desconocidos, sin embargo, la productora de James Bond, Barbara Broccoli, confirmó que el papel principal se sometería a un cambio completo de imagen. De esa forma, deja entrever que una mujer podría tomar el mando.