Por Antonio Rosselot
29 octubre, 2019

«Nunca me he sentido poseído, pero sentí que había algo que me estaba sacando la vida de adentro», dijo Zak Bagans, presentador del documental que será estrenado este 31 de octubre.

Sí, nos arriesgamos a sonar como unos gallinas totales, pero «El Conjuro» es una de las películas más horripilantes y perversas del género de terror, capaz de dejarte intranquilo/a en tu propia casa y con miedo al más mínimo crujir del suelo.

 

Y claro, lo que la hace aún más perversa y estomacal es que su historia está basada en hechos reales, investigados en los 80 por la pareja de Ed y Lorraine Warren, expertos en fenómenos paranormales. Te dejamos el tráiler para que refresques la memoria:

Este año, un grupo de investigadores contemporáneos volvieron a la escalofriante casa de Harrisville (Rhode Island, EE.UU) para grabar Ghost Adventures: Curse of the Harrisville Farmhouse, un intenso documental sobre la casa que será un panorama perfecto para estos días de Halloween.

Y si bien nunca será una experiencia placentera ver este espantoso lugar en el televisor, imagínense cómo fue la sensación de grabar el documental para el equipo de rodaje: es distinto ver la casa por la tele a estar entre sus cuatro paredes.

Warner Bros. Pictures

En entrevista con Las Vegas Review Journal, Zak Bagans, conductor de Ghost Adventures, admitió haberse sentido «extremadamente enfermo» durante el rodaje en la casa.

«Estuve extremadamente enfermo y muy alterado en las tres semanas posteriores al rodaje; no era yo mismo, independiente de que estaba en un viaje largo. Me estaban pasando cosas que simplemente parecían estar fuera de la normal. Siento que realmente me enfermó. Tenía niveles de ansiedad y pánico que eran muy inusuales, esa sensación de estar enfermo… no me veía como el yo de siempre. No quería estar cerca de nadie. Nunca me he sentido poseído, pero sentí que había algo que me estaba sacando la vida de adentro».

Zak Bagans a Las Vegas Review Journal

Yahoo

Zak no fue el único que se sintió enfermo al entrar en la casa. Aaron Goodwin, quien trabaja junto a Zak en Ghost Adventures, se quejó de dolores de pecho cuando estaba en la propiedad, además de sentirse «superado» por algo.

«Tuve que sentarme un rato, amigo. Era sentarse o correr, porque me estaba yendo hacia abajo, era una energía muy rara. Nada normal, nada que hubiésemos sentido antes».

Aaron Goodwin a Las Vegas Review Journal

Travel Channel

Sea como sea, el rodaje ya se completó y el documental está listo para estrenarse en Travel Channel: con dos horas de duración, promete espantar hasta a los más serios. Y obviamente, será estrenado el 31 de octubre, el día donde los muertos se levantan y el ambiente se tiñe de color oscuro.