Por Luis Aranguren
22 junio, 2020

Afirman que los comportamientos escapan de lo que se debería buscar en una relación, normalizando por ejemplo el síndrome de Estocolmo. ¡Nos podrían dejar sin nuestro italiano favorito!

Esta cinta ha dado mucho de qué hablar. Desde su llegada a Netflix la adaptación de la primera parte una trilogía escrita por Blanca Lipinska, se ha mantenido con facilidad entre las más vistas, ocupando el primer lugar en Latinoamérica y Europa.

Pero una organización de Reino Unido ha pedido a la plataforma que la elimine de su catálogo al promover conductas sexuales inapropiadas, siendo un factor que alimenta la «cultura de la violación».

Netflix

Para quienes no conocen de qué trata esta película, podemos resumir sin darles spoilers que se centra en la vida de una mujer polaca que viaja a Italia por unas vacaciones. Ahí se encuentra con el líder de una banda llamado Massimo, quien la mantiene secuestrada por un año para que se enamore de él.

Sin hacer algún tipo de crítica, se observa el proceso de desarrollo de un síndrome de Estocolmo donde la persona cautiva se ve en la necesidad de querer a quien inhibe su libertad.

Es por eso que la Organización Pro Empower le escribió una carta a Netflix, ellos se centran en promover conductas saludables en estudiantes de educación superior. Consideran que esa película es un peligro, por lo que pidieron que considere la posibilidad de eliminarla o colocar al menos un aviso que destaque que «alimenta la cultura de la violación».

La carta fue muy explicativa y agrega que el filme forma parte del género romántico en Netflix y que su descripción es: «hermosos paisajes, actores y riqueza ilimitada».

Netflix

Cuando lo que se muestra son «abusos sexuales, masculinidad tóxica, síndrome de Estocolmo y control coercivo», según su consideración. Inclusive aseguran que en la película presenta estas situaciones como lo «normal o deseable», nada más lejos de la realidad.

Si bien todos adoramos a Michele Morrone, es probable que también debamos reconocer un poco del abuso existente.

Netflix

La película no está mal en sí, pero sería algo positivo para quienes la visualizan saber de qué trata realmente antes de colocarla. También explicar que eso no es posible en otro mundo que no sea el de la imaginación, pues el consentimiento y la libertad de elegir no es algo que se negocia.

Lo cierto es que se les han unido muchas personas a esta petición, una de ellas es la escritora y sobreviviente de abuso Anna Fearon. Como víctima de un acto violento perpetrado contra su sexualidad contestó que es un lugar donde los hombres pueden obtener ideas de violencia masculina aprobada si «tienes y dinero y un buen físico».

La verdad nadie quiere que saquen a esta película del repertorio que ofrece el streaming, pero sería agradable que expliquen con exactitud de qué trata sin mostrarlo como algo positivo.