Se opuso a que su compañera de reparto ganara menos que él.

Hace 20 años, cuando el actor estaba en pleno proceso de filmación de la película “Crepúsculo” junto a la reconocida actriz Susan Sarandon, Paul renunció a una parte de su sueldo para recibir el mismo dinero que su compañera de reparto. Este hecho salió a la luz de la boca de Susan justo en el Día Internacional de la Mujer.

Pese a que hoy la lucha por la desigualdad de género está siendo cada día más visible, el problema viene desde hace tiempo atrás.

Y algunos del mundo de Hollywood tenían claro lo que sucedía -y sigue sucediendo- y no estaban de acuerdo. Tal es el caso de Paul Newman, que hizo un gesto muy generoso de su parte hace 20 años atrás y que recién salió a la luz gracias a la actriz Susan Sarandon, de 71 años.

AP

Resulta que a modo de conmemoración por el Día Internacional de la Mujer, la BBC organizó una entrevista con la actriz, que contó que mientras Paul Newman rodaba junto a ella la película “Crepúsculo”, el actor se negó a recibir el total de su sueldo porque el de Susan era más bajo y quería que fueran iguales.

Paramount Pictures

Según explicó Sarandon, todos trabajaban bajo un contrato “favorecido”, en el que los protagonistas del filme debían ganar lo mismo que el actor con el salario más alto…

Pero la regla sólo se aplicaba para los hombres, pese a la existencia de un contrato y a la misma carga de trabajo que sus coprotagonistas.

Cuando se supo esta irregularidad, “Newman dio un paso al frente y ofreció parte de su sueldo”, dijo la actriz y destacó la figura del actor (fallecido en 2008), diciendo que “Era una “joya” de persona”.

Paramount Pictures

Finalmente se solucionó el problema gracias al gentil acto de Paul, y la película -que narra la relación entre un detective privado, un actor millonario que se está muriendo de cáncer, y la esposa de éste- se estrenó en 1998.

AP

Por estos días, Sarandon está presentando su nueva película en Londres –un documental sobre la actriz e inventora HEdy Lamarr (1914-2000)- y sigue siendo una reconocida activista que forma parte de los movimientos “#Me Too” (Yo también) y “Time’s Up” (Se acabó el tiempo), iniciados en Hollywood contra el acoso sexual y el abuso en cualquier ámbito laboral y social hacia las mujeres.