Por Camilo Fernández
12 julio, 2018

Tickled, en Netflix: “Durante la investigación sobre el ‘deporte’ de hacer cosquillas, el periodista David Farrier descubre una oscura red que atrapa y explota a jóvenes indefensos”.

Lo que me gusta de los documentales son dos cosas. La primera es que son casos reales, pero aún así uno nunca sabe cuán verdaderos son. Al fin y al cabo son producciones cinematográficas que deben seguir un lenguaje común de la ficción.

Lo segundo, es que me hace pensar que con tantas atrocidades pasando en el mundo, cualquiera de nosotros podría llegar hacer un trabajo similar y descubrir una gran historia documental. 

Para inspirarte o morirte de susto con la realidad, te dejamos 17 documentales demasiado sorprendentes para ser verdad. 


1. Querido Zachary: Una carta a un hijo sobre su padre (2008)

Trata sobre una persona que recolecta toda la información sobre un amigo asesinado para dársela a su hijo. Jamás te esperas ese final. Terminas gritando y sufriendo al igual que los abuelos.


2. The Confessions Tapes (2017)

Investiga casos de personas condenadas por homicidio que reclaman que sus confesiones fueron forzadas, involuntarias o falsas. ¿Quién, finalmente, dice la verdad?


3. Crazy Love (2007)

Explica cómo un hombre contrata tres personas para tirarle ácido a una persona, eventualmente cegándola. Ella termina casándose con él.


4. Capturing the Friedmans (2003)

Uno cree que los alegatos son todos falsos hasta que… ¡bum!


5. Icarus (2017)

Uno cree que es el típico documental, pero mientras se va desarrollando se vuelve oscuro y retorcido, dejándote estupefacto. Hay que darle tiempo, porque definitivamente lo vale.


6. El impostor (2012)

Uno creería que la familia era la responsable de la desaparición del niño, pero quién iba creer lo que realmente después pasó.


7. The Push (2018)

Una especie de documental grabado en formato de cámara oculta en el que el ilusionista británico Derren Brown intenta coaccionar a su víctima para que cometa un homicidio.


8. The Keepers (2017)

¿Quién mató a sor Kathy? Después de casi medio siglo, la paz en la familia no ha descansado porque las respuestas parecen haberse esfumado.


9. Death on a Factory Farm (2009)

El final de este documental te perseguirá por semanas. Un hombre va encubierto a una fábrica de matanza de cerdos que los cuelgan desde una carretilla elevadora.


10. Tickled (2016)

¿Son las cosquillas de internet tan inofensivas? Una investigación descubre una oscura red que atrapa y explota a jóvenes indefensos.


11. Un día de septiembre (1999)

Trata sobre el ataque terrorista en 1972 en las Olimpiadas de Munich. El final es devastador.


12. The Loving Story (2011)

Pasaron por todo para poder casarse entre diferentes razas, solo para que unos años después un conductor ebrio matar al esposo.


13. The Jinx (2015)

Robert Durst no sabía que todavía tenían micrófonos funcionando y él estaba en el baño, se puso nervioso, y básicamente admitió su culpa por el asesinato.


14. Exit Through the Gift Shop (2010)

El documentalista se convierte en el documental y terminas cuestionándote si lo que viste es real. En los créditos no aparece ningún director o guionista, tan sólo “Un film de Banksy”.


15. TalHotBlond (2009)

Un clásico documental de “catfish”, solo que nunca creerás la identidad verdadera de este tipo. Esto es asombroso.


16. Making a Murder (2015)

Dijeron que la mató en el cuarto pero no había sangre. Que fue en el garage, pero no había sangre. Luego acusaron al sobrino de ser cómplice a pesar de que tenía discapacidad mental y la confesión fue inducida. Los verdaderos cómplices, en este caso, fue la policía.


17. The Woman Who Wasn’t There (2012)

Un thriller psicológico que se inmiscuye en la mente de la sobreviviente del 9/11 más infame. Salvaje de principio a fin.