Por Leonardo Granadillo
26 junio, 2020

El anime japonés creado en 1998 se convirtió en una fiebre con su juego de cartas, regresan los monstruos a través del streaming.

Las series anime llegaron un poco tarde a nuestro continente pero una vez que arribaron, hubo una conexión instantánea. Dragon Ball, Samurai X, Naruto, Death Note, Pokemon, son algunas de las más aclamadas, pero quizá algunas de ellas no tuvieron un componente que fue diferenciador de otras franquicias: un juego.

Ciertamente, a nivel marketing se han creado miles de artículos, juegos ya fabricados alusivos a estas series, pero ninguno con el éxito de Yu-Gi-Oh!. La historia creada por Kazuki Takahashi logró conquistarnos con sus batallas a través de cartas e invocaciones de monstruos, dragones, magos, de todo. Los cuales incorporamos a los recreos de nuestros colegios.

Toei Animation

Lo mejor, es que Netflix ha confirmado que la historia llegará tras años de ausencia a su catálogo con sus dos primeras temporadas el próximo 8 julio. Para quienes no la conocen y no comprenden lo que significó, la serie sigue la vida de Yugi Muto, un duelista aficionado que posee el Rompecabezas del Milenio, uno de los siete objetos milenarios, el cual fue obsequiado por su abuelo. Poco a poco, va ganando valor a medida que avanza la historia y Yugi sube su nivel en el juego de cartas llamado «Duelo de Monstruos».

Toei Animation

En el streaming está disponible por ahora solamente la tercera temporada, por lo que con estos primeros episodios llegarán a completar y ordenar la serie en la plataforma. La primera entrega es un hecho, dicho por el sitio @SeeWhatsNext:

Twitter: @seewhatsnext

Resta confirmar (por ahora es un rumor) que también vaya estar la segunda entrega el 8 de julio, igual parece lo más lógico. Recordemos que la serie de Toei Animation tiene 224 episodios en total divididos en cinco temporadas, cada una con un aproximado de 50 episodios.

Bienvenida sea esta inclusión, que vendrá acompañada de Pokémon Sol y Luna el próximo 1 de julio. Buenas compañías para aguantar la cuarentena en casa trayendo viejos recuerdos.