Por Leonardo Granadillo
7 octubre, 2020

Tras un primer vistazo, podemos decir que Mike Flanagan también acierta con Bly Manor. Una entrega que no se parece en nada a su predecesora, pero que cumple con las expectativas. Más que terror, nos brinda un relato indescifrable.

Si hay algo que valoro de un director, es atreverse a arriesgar. Cuando quedamos encantados con una primera temporada –tal como nos ocurrió con La Maldición de Hill House en 2018– generalmente sus creadores tratan de ofrecernos lo mismo, con otros personajes y un contexto algo diferente, apostar a lo seguro. Mike Flanagan tiene claro que para complacer a su público, no necesita repetir la fórmula dos veces, puede hacer gala de sus habilidades y plantear una historia igual de atrapante.

Tal como advirtió hace ya algún tiempo el mismo director, tras un primer vistazo pudimos descubrir la atmósfera gótica que ya advertía, en una entrega que no requirió ampararse en su predecesora para brillar. Bly Manor es una casa que guarda profundos secretos al estilo Hill House, pero su desarrollo nos muestra que el terror puede ser contado de maneras diferentes.

Netflix

Es justamente ese género el que no aplica tanto en esta oportunidad, donde el suspenso reina con una Victoria Pedretti que sigue creciendo como actriz. La serie nos traslada a los años ochenta donde –tras la repentina muerte de una institutriz– una adinerada familia contrata a una profesora estadounidense (Victoria Pedretti) para que eduque a dos pequeños que viven en Bly Manor. 

Netflix

El amor y el romance también se abren lugar dentro de extrañas circunstancias: “Morir no significa desaparecer, y a una au pair lo descubre al caer en un abismo de secretos aterradores de este romance gótico del creador de La Maldición de Hill House”, indica la sinopsis. La historia se inspira en los relatos sobrenaturales escritos por Henry James. Oliver Jackson-Cohen vuelve junto a Kate Siegel. Estrena el próximo 9 de octubre, por lo que solo restan días para que esté disponible en la plataforma, aquí te dejamos el tráiler:

Una de las producciones más esperadas de 2020, que aunque algunos puedan preferir la primera, no decepciona.