Por Camilo Fernández
26 octubre, 2018

Debe ser la única serie que no aborda el trastorno como una caricatura.

“Atypical” es de esas series que no gozan de un gran revuelo porque no tienen grandes giros ni efectos especiales, pero tienen asentada una sólida base de público silencioso que la sigue. Para ellos, les tenemos una gran noticia. Netflix ha renovado la producción para una tercera temporada.

La historia de Sam Gardner tiene asegurado 10 capítulos más gracias a las buenas críticas de los fanáticos y la prensa especializada.

En septiembre se estrenó la segunda temporada, por lo que podríamos esperar nuevos episodios para esa misma fecha del 2019, aunque nada está confirmado.

Para quienes no la han visto, la serie sigue la vida de Sam y su familia. Él es un joven de 18 años con autismo y tiene que enfrentarse a un mundo que no lo entiende y que él tampoco es posible de comprender como lo hacen los demás.

Netflix

Apoyado de su familia y sus amigos, Sam vive en un contexto de secundaria con ansias de independizarse, abordando todos los temas que las personas “neurotípicas” experimentan a esa misma edad.

Lo entrañable de la serie es que trata el tema con naturalidad, como una serie “más” basada en la familia, y no desde la exagerada sensibilidad de lo “difícil que es ser autista”.

Netflix

De hecho, personalmente, a mí ni siquiera me cae tan bien el personaje principal, pero me sigue atrayendo ver el desarrollo de la historia.

En esta serie los autistas no son grandes genios como Sheldon de “The Big Bang Theory” o como generalmente los representan, simplemente son adolescentes con problemas como todos los adolescentes.

Netflix

Lo otro interesante son las historias paralelas de la familia de Sam. Los problemas de infidelidad de sus padres, la adaptación de su hermana a un nuevo colegio privado, romances, en fin, lo típico de las series de familia.

Ellos tienen su propios problemas y no sufren a partir del trastorno de Sam, lo cual es muy realista y sano para desarrollar en una trama de varias temporadas.

Netflix

Punto a destacar es el personaje de “Zahid”, el mejor amigo de Sam. Encuentro que es el mejor de todos, apoyando a su amigo incondicionalmente desde el punto de vista de la fraternidad y no desde la pena o la sobreprotección, demostrándonos que la serie es mucho más que la sola sinopsis.

Todos sufrimos problemas para adaptarnos, pero debemos hacerlo si es que queremos “sobrevivir”. Con o sin autismo, la vida es la misma para todos. Sam está viviendo su propia versión.