Las estrellas de Game of Thrones Sophie Turner y Richard Madden se toparon en el evento y no dudaron en mostrar su afecto. Mucho ha cambiado, pero se dice que Sansa (que no se guarda un secreto) acusó a Jon y puso a su hermano al día.

La vida siempre se encarga de enseñarnos valiosas lecciones, vivimos criticando las alfombras rojas, esos eventos en que los artistas se gastan millones de dinero en lucir bien para ser criticados, es como… un negocio desagradable. No obstante, también son lugares que se prestan para regalarnos buenos momentos, por lo que no es correcto criticarlos sin echar un vistazo a qué ocurrió allí.

A eso tipo de eventos asisten artistas que adoramos, como los de la serie de Game of Thrones, si eres un amante de GOT (ojo al chiste con spoiler) creciste con los personajes, te provocaba darle algo para taparse a la pequeña Arya cuando se desnudaba y se ‘convertía en mujer’ y entiendes totalmente la seriedad y lo desconfiada de Sansa.

Y es que casi todos amamos a la familia Stark, y nadie pudo admitir (sigo con los spoilers ojo) la muerte del Rey del Norte Robb Stark, esa ‘Boda Roja’ fue algo que rompió nuestro corazón en pedazos en la tercera temporada.

Después de que la vida de los Stark tomara diferentes caminos, todos esperábamos un encuentro. El cual en algunos casos no se pudo dar, sin embargo, el Museo Metropolitano de Arte de la Met Gala 2019 sirvió de espacio para regalarnos un momento mágico.

Getty Images

El reencuentro de Robb (Richard Madden) y Sansa Stark (Sophie Turner). Los artistas se dieron un fuerte abrazo que casi nos hace botar lágrimas. Sophie fue vestida por Louis Vuitton y Richard cargaba un esmoquin de Dior que lo catalogó como uno de los mejores vestidos.

Getty Images

Esperemos no hayan tenido mucho tiempo de conversar, porque por la octava temporada sabemos que Sansa no es de guardarse mucho secretos y el bueno de Jon, podría estar en problemas.