Por Lucas Rodríguez
20 mayo, 2019

La hija mayor de Ned Stark pasó por todo tipo de abusos y penurias, pero se sobrepuso de la manera más espectacular.

(SPOILERS POR DOQUIER DE JUEGO DE TRONOS. ESTÁS ADVERTIDO)

Si hay un personaje de Juego de Tronos que tuvo una historia llena de altibajos, tragedias y malos ratos, esa fue Sansa Stark. La hija mayor de Ned y Catelyn, criada con el trono en mente y una vida de lujos y comodidades a sus espaldas (crianza que la volvieron bastante insoportable en los primeros episodios), terminó por sufrir tanto o más que alguno de los campesinos que sus ancestros alguna vez pisotearon para llegar a alzarse como nobleza. 

Pero verla coronado como Reina del Norte, luego además de haberse negado a ceder el poder ante el nuevo rey (su propio hermano, cabe mencionar), fue un nuevo nivel de satisfactorio.

HBO

Recordemos que Sophie Turner/Sansa Stark, debutó en la serie muy, pero muy joven. Con solo 14 años de edad, la actriz creció a la par con su personaje a medida que empezaban a sucederse las temporadas de la serie que la convirtió de una niña con aspiraciones teatrales, a una de las actrices jóvenes más cotizadas del planeta.

HBO

Sansa partió al sur junto a su padre, Ned Stark. Recientemente asumido como mano derecha del rey, y siendo un noble poderoso y famosos en sí mismo, Ned debería haber estado a salvo en la capital. Esto resultó ser todo lo opuesto, lo que dejó a Sansa abandonado en manos de los Lannisters, quienes nunca la trataron bien.

HBO

Pero estar tan cerca del poder y de varios de los jugadores más poderosos y experimentados del Juego de Tronos tuvo el inesperado efecto de comenzar a formarla para lo que sería su futura carrera como líder y estratega. De las manos de una reina abusadora pasó a las de su tía, quien estaba completamente demente y bajo la manipulación de Meñique, otra persona que no tenía buenas intenciones hacia la pequeña Sansa. 

HBO

Sansa solo se reveló como una jugadora de peso cuando su astucia significó el rescate de Jon en la Batalla de los Bastardos. Pero después de esto, nunca más dudó. Con Jon reclutando gente para luchar contra los muertos, Sansa asumió el liderazgo del Norte, el que finalmente terminaría por independizarse y coronarla como su legítima monarca.

Todos sabíamos que Sansa/Sophie iba a llegar lejos.