Por Ignacia Godoy
16 Mayo, 2017

El asesino en serie que escapó de su propia muerte.

En 1893 decidió preparar una mansión que fuera completamente distinta a las demás. Cuando hablo de mansión me refiero a un hotel de lujo, pero con un pequeño detalle que ninguna de las empresas de construcción contratadas por H. H. Holmes logró notar del todo: el sótano hecho perfectamente como una cámara de asesinatos.

Holmes fue calificado como el asesino en serie número uno en Estados Unidos y logró matar a más de 200 personas, a pesar de que en su lecho de muerte solo haya confesado 27 de ellas. Sin embargo, su casa con vidrios a prueba de sonido, cuerpos mutilados y huesos de personas muertas que vendía a los hospitales, dicen algo muy distinto.

Those Conspiracy Guys

Esta historia fue retratada por el libro “El diablo en la ciudad blanca”, de Erik Larson. El actor ganador del Oscar, Leonardo Dicaprio, le compró los derechos en 2010 para poder hacer una película y le dejó el proyecto a Martin Scorsese.

Esquire

Y claro, como toda trama de cine, esta tiene una particularidad: no se sabe si fue Holmes el que murió ejecutado en prisión. De hecho, se cree que escapó y fue un compañero de celda el que soportó ese terrible destino.

The Weinstein Company/Sony Pictures

 

¿Suena bien o no? Se espera que se estrene el 2018 así que tendremos un que esperar un buen tiempo.