Por Fernanda Vallejo
1 septiembre, 2017

¡¿Miranda simpática?!

«El diablo viste a la moda» es una película que nos conquistó gracias a las impecables interpretaciones de Meryl Streep como Miranda Priestly y Anne Hathaway como Andy Sachs. Miranda es un personaje inspirado en Anna Wintour, editora de Vogue Estados Unidos. La cruel jefa de la revista de moda más importante del mundo es de una frialdad absoluta y solo le interesa el éxito de la publicación. La historia cuenta la experiencia de Andy, una asistente recién llegada que debe lidiar con esta compleja celebridad. 

20th Century Fox

Además la protagonista trabaja junto a Emily, una asistente que lleva más tiempo en el cargo, y que es casi igual de insoportable que su jefa. Todo el filme nos lleva por el intento de la joven Sachs para adaptarse a su nueva carrera sin dejar de lado su vida personal. Un novio que requería mucha atención (personaje detestable, en serio, ¿tu cumpleaños importa más que su carrera?) hacían de este un reto muy difícil.

Eventualmente, muy hacia el final de la película, se devela que ambas mujeres de personalidad dura efectivamente tienen sentimientos, mientras que la protagonista pasa por una transformación interesante: de novata bonachona a una audaz profesional.

20th Century Fox

Una fórmula narrativa que conquistó a una cuantiosa audiencia y que casi, podría haber resultado un fracaso. Así es, ya que hace algún tiempo se publicó en sitios web una escena eliminada de la cinta que arruinaba absolutamente TODO.

En ella hay tres aspectos que son completamente contradictorios con la esencia de la película.


1. Emily es simpática

En primer lugar, Emily trata bien a Andy cuando la deja irse para que alcance a llegar al cumpleaños de su novio. Incluso le dice: «pásalo bien».

20th Century Fox

2. Miranda humillada públicamente

Luego, Miranda queda en vergüenza en público, debido a la embriaguez de su marido que comienza a insultar a Irv Ravitz. Se la ve débil frente a otros, algo que nunca debe pasar. 

20th Century Fox

3. Miranda agradece

Y, finalmente, lo peor de todo. Andy salva el momento alejando a Ravitz y desde lejos Miranda le gesticula un «Gracias». 

¿MIRANDA DANDO LAS GRACIAS? Exacto. Algo que jamás podría llegar a la pasar. 

20th Century Fox

Menos mal los creadores y el director se percataron de que esta escena solo arruinaría por completo un excelente filme.

¿Qué opinas tú?

Puede interesarte