Por Lucas Rodríguez
11 enero, 2022

Luego de un difícil par de años, Marvel regresó a la cima de la taquilla con la tercera aventura de Tom Holland y Zendaya. Todos creen que la presencia de los otros Peter Parker contribuyó a su éxito.

Nadie que sepa de cine puede negar que los últimos años han sido bastante rudos para esta industria. Teniendo en cuenta que la cuarentena afectó tanto su capacidad para producir películas, como la capacidad de su público para ir a verlas, la industria completa pareció que se venía a bajo. Lo más cercano a un rescate ocurrió gracias a la streaming, pero aún así, este ocasionó no pocos problemas y dolores de cabeza a los estudios. 

Marvel Studios

Uno de los que más sufrió por esto fueron los estudios Marvel. Teniendo en cuenta que tenían listo su plan para el 2020 y el 2021, tener que congelar todo cuando llevaban tanta velocidad luego del enorme éxito de Avengers: Endgame pudo haber sido letal para ellos. 

Marvel Studios

Pero Marvel se fue levantando de a poco. Primero con el estreno de Viuda Negra, donde aprendieron que estrenar en salas y por streaming no es muy buena idea (así como también que es mejor no provocar la furia de la valerosa Scarlett Johansson), para luego lanzar sus series originales, las que fueron muy bien recibidas, tanto por los fans como por la crítica. 

Marvel Studios

El éxito definitivo se demoró en llegar, pero cuando lo hizo, fue con la mayor fuerza desde Endgame.

Marvel Studios

“Spiderman: Sin camino a casa” se estrenó para una taquilla repleta, que elevó los números de un año que en general había sido bastante negativo para las salas de cine. La tercera entrega de las aventuras de Peter Parker ya ha recaudado más de 600 millones de dólares en la taquilla mundial, situándose ya como una de las 10 películas más taquilleras de la historia. 

Marvel Studios

Para hacer la comparación, Titanic, alguna vez señalada como la película más rentable de la historia, logró unos 600 millones en toda su larga carrera en los cines.

Marvel Studios

Todos señalan que el éxito de “Spiderman: Sin camino a casa” se debe más que nada a la manera en la que los creadores consiguieron armar un espectáculo al nivel de Infinity War o Endgame, solo que en lugar de llenar la cinta con los héroes de las películas de Marvel, hacerlo con las demás películas de Spiderman. 

La aparición de Tobey McGuire y Andrew Garfield como los Spiderman del multiverso fue la guinda de la torta en un espectáculo que ya incluía a Alfred Molina, Willem Dafoe y Jamie Foxx en sus papeles anteriores como tres de los villanos más icónicos con los que se enfrentaron los varios hombres araña.