Por Luis Aranguren
4 octubre, 2019

Un mundo futurista donde el amor es realmente libre lo necesitaba, muchos sueñan con ir al espacio pero ahora otros podrán sentirse representados.

El amor viene de todas las maneras, la verdad solo importa que exista respeto para que pueda ser viable. Nos parecía raro que en una franquicia tan amplia como Star Wars no hayamos visto un amor homosexual.

Pero Disney decidió que ya es momento de cambiar y dio un salto a la aceptación, pues en personas que viajan por miles de planetas y se amaban entre razas, también podían del mismo sexo.

Disney / Star Wars

Tiempo atrás hubo rumores de que  existía una relación romántica entre Finn y Poe Dameron, al parecer esta historia de amor no se va a concretar. Pero los artistas y trabajadores actuales de Star Wars ya confirmaron la primera pareja gay.

Su aparición será en la serie de Star Wars Resistance, y estará conformada por Flix y Orka, así se dijo en el podcast Coffee With Kenobi.

Disney

Durante la transmisión todos celebraron este anuncio, su presentadora Athena Portillo aseguró sentirse orgullosa inclusive. La saga de Star Wars llevaba tiempo siendo cuestionada por su falta de diversidad y esta relación amorosa lo arreglaría.

El problema estaba en que los que siguen los cómics veían varios personajes claramente homosexuales pero en las películas y series animadas aún no se incluía ninguno.

Comic Con San Diego

Aunque en 2015 los rumores entre Poe y Finn se daban a conocer, a pesar del filtreo que existía entre ambos nunca se llegó a concretar. Sin duda tener a una mujer con la espada de Anakin y Luke Skywalker era un avance pero todos necesitaban ver más.

Star Wars es una serie que se vive en el espacio, cientos de razas se relacionan entre sí y era claro que existe todo tipo de amoríos. Mostrar relaciones machistas y misóginas como la de Jabba de hutt nunca han significado problema, lo menos que podrían haber hecho era mostrar las de amor verdadero.

Lucas Film

Un aplauso para Disney y Star Wars por tan buena iniciativa, es una clara muestra de que el amor rompe literalmente las fronteras.