Por Carolina Lamatta
3 noviembre, 2017

¡Solo tenía que correr, por el amor de Dios! (ALERTA DE SPOILERS).

“Stranger Things 2” nos ha dado tema para hablar toda la semana y tenemos que admitirlo, lo amamos. No hay nada mejor que desglosar tu serie favorita pedazo a pedazo,  así como lo hicieron los Demoperros con Bob. ¡Oh Bob! Algunos dicen que merece justicia igual que Barb la temporada pasada, yo creo que la justicia ya se hizo, el hombre se fue dignamente como un héroe y por eso ahora todos lo quieren y lo reconocen como el mejor personaje nuevo de la serie.

Netflix

Y Sean Astin se salió con la suya porque el personaje de Bob moriría mucho antes, -si no me crees lee esto-, pero con su encanto de hobbit se ganó el corazón de los hermanos Duffer y logró que lo dejaran hasta casi el final. Y digo que se salió con la suya no sólo por que estuvo en la serie mucho más tiempo de lo presupuestado, sino que porque logró convencer a todo el mundo de que Bob se tenía que ir haciendo algo heroico – ¡sí, fue su idea!-.

Netflix

Pero Sean no sabía en lo que se estaba metiendo. La escena de su muerte es una de las más horribles que hemos visto en “Stranger Things”.

Netflix

Un grupo de Demoperros lo tacleó y lo mató a mordiscos.

Netflix

Para hacer la escena, los encargados de los efectos visuales dijeron a Buzzfeed que necesitaban a alguien o a algo que atacara a Sean para luego modificarlo en la computadora para que se viera como un Demoperro.

“Tienes que grabar y no tienes a una criatura ahí así que tienes que arreglártelas”, dijo Paul Graff encargado de los efectos visuales. “Queremos la interacción, pero queremos tener la menor cantidad de cuerpo en el cuadro. Nos gustaría tener a una persona invisible haciendo la interacción, pero no podemos hacer eso, así que tratas de hacerlo con la menor huella posible”

Al principio iban a usar un verdadero perro, pero una de las escritoras, Kate Trefry, se ofreció: “la pusimos en un traje negro de ninja y se lanzó sobre Bob” dijo Graff.

Netflixs

Para tener una escena más terrorífica, se usaron unas varas con pelotas de tenis en las puntas para pinchar a Sean.

“Básicamente estábamos empujando su cuerpo y moviéndolo para que se viera física la forma en la que se movía, en vez de moverse el mismo“.

Así que ya lo sabes, Bob realmente no sufrió tanto como parece. Sólo fue pinchado en el estómago con unas pelotas de tenis.

Netflix

¿Eres un fan de Bob tu también?