Por Luis Aranguren
20 enero, 2020

A tan solo 3 días de su estreno, se logró posicionar entre los estrenos más importantes por su humor particular y adolescente.

Ser adolescentes no es nada fácil, son muchas las experiencias nuevas y muy poca la sabiduría para afrontarlas. Es por eso que es tan fácil el poder identificarnos con esta serie, al mostrar la realidad de convivir en una escuela con amores, amigos y la forma en la que nos relacionamos con ellos.

Es así como ‘Sex Education’ ha logrado posicionarse como una de las mejores series de Netflix, al contar la historia a través de los ojos de Ottis, un adolescente virgen al que le gusta dar consejos sexuales.

Netflix

Todo esto gracias a que su madre es consejera y si bien no cuenta con la práctica, tiene toda la teoría en sus manos. Es así como vemos a sus amigos contarles sus problemas sexuales mientras intentan lidiar con ellos.

Embarazos no deseados, identificación de géneros sexual y agresiones sexuales son apenas algunos de los temas que abordan en la serie y que la hacen merecedoras del 100% de clasificación en Rotten Tomatoes.

Rotten Tomatoes

La primera temporada obtuvo el 93% de clasificación, números importantes en ambas que nos hace esperar una tercera temporada. Aún no la anuncian pero su creadora aseguró que ya se encuentra escribiéndola.

Siempre con humor para que se nos haga más fácil digerir y abordar estos temas, es por eso que se ha hecho tan popular. Permite a todos los que los ven no solo sentirse identificados, sino también conocer que no todo es siempre como pensamos.

Netflix

Es así como vemos en la temporada 2 a un Otis más «atrevido», pues a pesar de cargar con su trauma de la infancia ahora lidia con adicción a la masturbación y sus deseos por Ola.

Además Maeve vuelve para decirle todo lo que siente a Otis, sin saber cómo pueda afectar su relación con Ola. La secundaria Moordale está llena de cada vez más locuras, uno de ellos es el brote de clamidia con el que empieza la serie.

Netflix

La verdad no es la clase de serie que te quieras perder, su segunda temporada es una genial mezcla de sentimientos, exploración y sobretodo el sentimiento.