La docu-serie producida por ESPN y lanzada por Netflix promedió casi 6 millones de espectadores por capítulo y lleva semanas liderando el top 10 de la plataforma. Una historia que no necesitamos ser fan del baloncesto para disfrutarla.

El baloncesto es uno de los deportes más populares de los Estados Unidos y el mundo. Aunque quizá el fútbol sea más mundial y el béisbol sea el preferido en buena parte de los países del Caribe, hay un nombre que prácticamente todos conocemos sin necesidad de siquiera haber visto un sólo partido: Michael Jordan.

Netflix

Culturalmente, todos al menos sabemos que fue una figura deportiva de renombre, para muchos… el mejor de la historia. Pero, ¿qué fue lo que lo hizo ser considerado como tal?

Para eso ha llegado Netflix. La compañía de la N decidió darle la vitrina perfecta a la producción hecha por ESPN llamada «The Last Dance». La serie se basa en la temporada 1997-1998 de los Chicago Bulls, equipo que Jordan llevó a la cima. En el transcurso, también vemos los inicios de Michael, su cercana relación con sus padres, su comportamiento en los entrenamientos, su relación con el cuerpo técnico, y sobre todo, su liderazgo.

Netflix

El formato es serie-documental, pero jamás llega a ser tediosa. Se pasea por distintas líneas temporales que después terminan encontrándose. Vemos a un Jordan durante la pretemporada de su sexto título, y también lo vemos en el instituto, en la universidad y hasta en su época de beisbolista.

Su estreno estaba pautado para junio, pero la crisis del coronavirus y la suspensión de la NBA parecen haber influido, por lo que tanto ESPN como Netflix decidieron darnos baloncesto de calidad durante esta época que estamos faltos de deporte. Apareció el 19 de abril en la plataforma, y el resultado fue mil veces mejor de lo esperado.

Netflix

Según Variety, cada uno de los 10 episodios, tuvo un promedio de casi 6 millones espectadores. Además, se logró mantener durante todo el mes dentro del top 10 de la plataforma de varios países.

«Estamos encantados con la respuesta de los fanáticos durante toda la serie, las últimas cinco noches de domingo reunieron a los fanáticos y brindaron el tipo de experiencia de visualización comunitaria tradicionalmente reservada para los deportes en vivo. El contenido excepcional de la serie ha atravesado culturalmente y ha provocado conversaciones mucho más allá de las plataformas ESPN», señaló el vicepresidente ejecutivo de contenido de ESPN Connor Schell, a Variety.

Los episodios fueron lanzados lentamente de dos en dos, cada semana dos nuevos, así durante un mes. Un formato que nos desesperó pero que funcionó para la plataforma. Acá te dejamos el tráiler:

Su calificación de 9,4/10 en IMDb debería ser suficiente recomendación para verla, pero igual aprovecho de decirte yo que la vi, que vale cada minuto que le dedicas.