Por Antonio Rosselot
14 enero, 2021

“No había necesidad de que incluyeran fotos de las escenas de crimen y de sangre salpicando en cámara lenta”. Un comentario que refleja el tono de esta serie, recientemente estrenada en la plataforma de streaming.

Netflix tiene contenido para todos los gustos y tendencias, pero hay una docuserie recientemente estrenada que tiene totalmente espantados a los fanáticos por lo gráfica y explícita que es, bordeando en los límites del criterio común.

Hablamos de Night Stalker: The Hunt for a Serial Killer, la nueva producción de corte criminal de la plataforma. En cuatro partes, el documental cuenta la macabra historia de Richard Ramirez, un hombre que entre 1984 y 1985 asesinó a 13 personas en California, además de haberse aprovechado y abusado de varias otras.

Los Angeles Police Department

La docuserie, estrenada el pasado 13 de enero, usa material de archivo y entrevistas a las víctimas y su círculo cercano para trazar todos los crímenes cometidos por Ramirez, además del gran esfuerzo que se requirió para encontrarlo y capturarlo. El criminal cayó preso en agosto de 1985, 14 meses después de su primer asesinato.

“Las víctimas fueron hombres, mujeres y niños, de entre 6 y 82 años de edad. Venían de distintos barrios, eran racialmente diversos y tenían distintas situaciones socioeconómicas. Nunca antes en la historia de los criminales una persona individual había sido responsable por una serie de crímenes tan espeluznantes”.

—Sinopsis de Night Stalker: The Hunt for a Serial Killer en Netflix

Getty Images

Muchos se esperaban una historia evidentemente cruda y con lujo de detalles, pero de todas maneras algunos espectadores se horrorizaron con las imágenes y opinaron que habían llevado las cosas al extremo, con fotos de las escenas de los crímenes y también con crudas recreaciones de cada uno de los brutales asesinatos.

“Jesucristo, espero que los realizadores del documental Night Stalker hayan sido autorizados por las familias de las víctimas a mostrar escenas tan crudas y gráficas de crimen”, comentó @charlirosem en Twitter, mientras que @DanVoss señaló: “Viendo Night Stalker, la nueva serie de Netflix. No había necesidad de que incluyeran fotos de las escenas de crimen y de sangre salpicando en cámara lenta. No era necesario”.

Otro usuario fue un poco más descriptivo en sus sensaciones al ver la producción: “Generalmente puedo aguantar las docuseries criminales, pero mis piernas están como gelatina a veinte minutos de haber empezado Night Stalker. Muy gráfica”.

Haya debate moral o no, Night Stalker: The Hunt for a Serial Killer estará disponible para verla completita en Netflix.