Por Ignacia Godoy
16 mayo, 2017

ADVERTENCIA: CONTIENE SPOILERS.

El inicio más iconico de cualquier película. Una voz diciéndonos qué no elegir con el discurso más genuino de todos, una sociedad embobada en cosas que no necesita, viendo programas de televisión que le absorben el cerebro y dándoles de la misma medicina a sus hijos. “Trainspotting” se convirtió en un clásico instantáneo en solo segundos.

Cuatro amigos viviendo en Edimburgo, con una vida rodeada de drogas, desgracias y errores que jamás podrán retractar. Escenas que nos dejaron con la boca abierta, como la muerte del bebé de Sick Boy, o de Tommy, quien nunca había probado nada dañino y murió adicto.

Film4 Productions

Imágenes que quedaron en la memoria de todos nosotros, por eso es que cuando supe que tendría la oportunidad de ver una continuación, y saber finalmente qué había pasado con cada uno de ellos, no podía estar más emocionada. Sin embargo, me llevé una gran decepción.

Film4 Productions

No puedo decir que “Trainspotting 2” es mala película, porque no lo es. Tiene la misma estética original que Danny Boyle le dio en un principio, con escenas surrealistas, acercamientos inusuales a los personajes y la misma sensación constante de frío cuando ves la ciudad que acuñó al cuarteto.

Film4 Productions

Pero Boyle esta vez no hizo más que llevar a Mark, Simon y Spud al pasado. Renton tenía una vida en Amsterdam, casado y con un trabajo. Todo se le va a la mierda y va a la ciudad que lo vio nacer. Se encuentra con sus amigos, y así de fácil, vuelve a drogarse, estafar y hacer todo lo que hizo cuando adolescente. Lo que ya me parecía un poco falso.

Film4 Productions

Y la historia continúa con constantes rememoraciones de hace 20 años, escenas de la antigua película, y protagonistas que se ven reviviendo momentos sin generar ningún contenido nuevo. 

Film4 Productions

Debo admitir que me reí y disfruté mucho viendo cómo habían crecido los personajes, lo viejos que estaban y sus anécdotas. Pero no salí de la sala con la misma sensación de felicidad que con la primera entrega. Sentí que estaba viendo esos programas en los que reúnen a los antiguos personajes para recordar buenos momentos, y eso no es algo que habría esperado de alguien como Danny Boyle.

Film4 Productions

¿Tu ya la viste? ¿Qué te pareció?